El Barcelona puede ver el infierno de cerca con el Baskonia... ¿O soy un flipado?

Concluye el torneo de la regularidad. Comienza la guerra de nervios, la batalla mental. Bruixa D'or -histórico Manresa- y Valladolid descendidos ya hace algunas jornadas abandonan, en principio, la Liga Endesa. Se salvan Tuenti Estudiantes, Fuenlabrada, Bilbao Basket o UCAM Murcia. Estos dos últimos estaban llamados a otras batallas, pero está visto que la fortuna deportiva en baloncesto a veces no se construye con dinero y sí con trabajo, esfuerzo y cantera. ¿Los play off? Aparece un choque igualado el Unicaja-Herbalife Gran Canaria. Y otro que puede sembrar de terror y dudas Barcelona...

26 de mayo de 2014

El Barcelona puede ver el infierno de cerca con el Baskonia... ¿O soy un flipado?
Andrés Nocioni, a sus 34 años, es el jugador más decisivo de Baskonia./Archivo

Era demasiado. El Baskonia tenía que estar en la play off. Se trataba de no fallar y no lo hizo. Ojo a ellos, que su primer cruce de play off puede hacer correr ríos de tinta. O eso, o sigo sin tener ni puñetera idea de baloncesto. Junto a los alaveses, están el Real Madrid, líder más sólido de la historia de la Liga ACB, el mejor Valencia Basket de la historia del club, un Barcelona que luchará hasta el final y que ha mejorado mucho en el último tercio de la fase regular y, en cuarto lugar, con factor cancha a favor en los cruces, Unicaja de Málaga. Los andaluces, por primera vez en su historia reciente y pese a las lesiones, no fichará a nadie para los Play-Off y nos tocará enjuiciar si es cosa del sentido común o una enajenación mental al calor de su buen trabajo con la cantera. 

                 

El caso es que ellos ocupan los primeros cuatro puestos. Después llegan Herbalife Gran Canaria, Laboral Kutxa, Cajasol y Cai Zaragoza. Y así, los primeros cruces de la fase definitiva de la Liga Endesa dejan unos octavos de final muy peligrosos para el Barcelona que tendrá que vérselas con algo parecido al 'Big Three' alavés: Heurtel, Nocioni y Pleiss. Hay que decir que los vitorianos eran el único equipo que dependía de sí mismo para agarrar la sexta plaza y el Fuenlabrada no fue un verdadero impedimento para ello. Es verdad que Baskonia no tiene una tesitura nada halagüeña, con una petición del club para que empleados y jugadores sean los primeros en participar en la ampliación de capital pero casi todo el mundo sabía que al final estarían en play off. No hay mucha felicidad y complacencia en este asunto de ampliar capital en el club rascando en los bolsillos de gente cuyos sueldos dependen, precisamente, del club.

¿Cómo estará el vestuario? Trinando como 'Piolín', el canario de la Warner y demasiado pendiente del futuro particular de cada cual. Algo muy, pero que muy humano. Veremos si realmente compiten contra el Barcelona o si, por el contrario, les regalan a los blaugranas una primera ronda plácida. El crédito de los jugadores, todavía con un magnífico cartel, está en juego. Yo apuesto a que compiten. Y si lo hacen, los de Xavi Pascual estarán muy cerca de ver el infierno de Milán otra vez. 

                

Puede que exagera la capacidad de este equipo pero un conjunto con Nocioni, Lamont Hamilton, Tibor Pleiis, Leo Mainoldi, San Emeterio, Heurtel o un cada vez más enchufado Renfroe no me parece cosa de broma. Y los culés pueden sufrir una especie de vértigo de la responsabilidad, un terror -fácil de explicar- a  quedarse un año en blanco. Ya sabemos que Navarro no está empujando, y que Pullen, Dorsey, Papanikolau o Lorbek no están para grandes hazañas. El equipo se agarra a Tomic y Marcelinho con 20 uñas, pero...

Pero además de este interesantísimo Barcelona-Laboral Kutxa, el Madrid se enfrentará al CAI, Unicaja con Herbalife Gran Canaria, Valencia con Cajasol. Todos son grandes eliminatorias pero quizá la que enfrenta a canarios y malagueños será el más igualado. Los amarillos han hecho una campaña realmente buena y los malagueños, lo dicho, afrontará el reto sin cambios en el vestuario aunque se han lesionado Jayson Granger, con una fractura de la cara medial de la órbita del ojo derecho, y Zoran Dragic, que se operará en los próximos días de una hernia. Y no es que el técnico Joan Plaza pidiera algunos refuerzos a la lo largo del año, que ya solicitó una incorporación en febrero por la lesión de Hettsheimeir pero el club no accedió. Parece que el sentido común y el control de gasto se ha impuesto en Málaga, que para algo son una de las canteras más brillantes de Europa.

Respecto al Madrid-CAI, aparece como una eliminatoria sin historia, pero habrá que ver. Los blancos, ganaron el último partido de la liga regular, precisamente, frente a un batallador Unicaja tras el importante traspiés de la Final Four, lo que habla bien del grupo de Laso. Y es de señalar que en el quinteto de la liga hay tres jugadores del Real Madrid y dos del Valencia Basket lo que resume perfectamente lo que ha sido el año: Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Romain Sato, Nikola Mirotic y Justin Doellman son los mejores según afición, medios de comunicación, jugadores y entrenadores.

                 

Importante es, además, que tres jugadores repiten de la pasada temporada en ese quienteto. Son los tres del Madrid. Esta nominación supone la cuarta en la carrera de Rudy Fernández (2006-07, 2007-08, 2012-13 y 2013-14), lo que le permite igualar a Juan Carlos Navarro y Luis Scola como el jugador que más veces ha recibido este honor existente desde la campaña 2003-04. Y hay más, el Real Madrid bate el récord de triunfos en liga regular con un 32-2 que supone un nuevo récord en la Liga Endesa. Con el actual sistema de competición (desde la 1997-98) nadie había logrado tantas victorias.

En estos primeros cruces de cuartos de final la serie es al mejor de tres partidos, jugándose el primer partido en la pista del mejor clasificado y citado en primer lugar. Los primeros partidos se disputarán el 29 y 30 de mayo, y se jugarán los segundos el 31 de mayo y 1 de junio, y el tercer partido, si fuera necesario el 2 y 3 de junio. Las espadas están en todo lo alto. Yo veo a Barcelona y Unicaja en peligro. Y luego me dirán que somos idiotas...