Vuelven Los Elegantes y Pistones

Dos de las bandas más legendarias del rock español de los años ochenta anuncian retorno inminente. Será tan sólo una vuelta a los escenarios, pero el mero hecho de poder verlos de nuevo en directo es una gran noticia y un premio a la fidelidad de muchos de sus seguidores.

23 de mayo de 2014

Vuelven Los Elegantes y Pistones
Pistones.

Fue en el programa Los Surcos Olvidados de Gestiona Radio donde Juanma del Olmo, el legendario guitarrista de Los Elegantes, anunció una inminente reagrupación de la formación. El motivo de reunir a una de las bandas más recordadas de las que alegraron nuestras vidas en los ahora tan reivindicados años ochenta, es la próxima celebración de un concierto-homenaje a la figura de Enrique Urquijo.

Juanma Elegante no pudo concretar la fecha de este concierto, que podría incluso ser grabado para ver la luz con posterioridad en disco o en dvd. Lo que sí pudo asegurar es que su idea es reunir al máximo número posible de miembros de la banda, que nunca anunció de forma oficial su separación, aunque llevan más de 20 años sin subirse juntos a un escenario.

La gran duda es si Juanma conseguirá convencer a Emilio López, cantante de la formación, para que se sume a esta reunión. Actualmente Emilio vive en Miami y lleva años alejado del mundo del rock and roll, desarrollando su actividad profesional como periodista de la Agencia EFE.

Los Elegantes, surgieron a finales de los años 70 alrededor de su anterior cantante, al que apodaban "el Chicarrón". Junto a él, Juannma a la guitarra, José Luis al bajo, Carlos Hens a la batería y Emilio, primero como guitarra, y finalmente como frontman, dieron vida a un conjunto que inicialmente centró su sonido en el revival mod de principios de los 80 para ir avanzando progresivamente hacia un sonido más cercano al rock made in USA, influenciados por el sonido de la costa oeste así como el incipiente nuevo rock americano.

En su haber, algunos discos imprescindibles como "Los Gatos de mi barrio" producido por Elliot Murphy (Zafiro 1987) o el brillante directo "En el corazón de la resaca" (DRO 1990) y canciones que forman parte del mejor repertorio de la edad de oro de nuestro pop como "Me debo marchar", "Guitarras son cuchillas" o "Dos años atrás".

Desde su separación no anunciada, Juanma vive en una especie de neverending tour al estilo de Dylan, tocando siempre que puede con alguna de sus múltiples bandas de versiones -algo que él ya hacía mucho antes de que se pusieran de moda los conciertos-tributos-: Greenwich Village, Sticky Fingers o Petty Comité por citar sólo algunas. 

Dice tener material grabado con el que podría sacar un disco, pero parece no apetecerle demasiado volver a poner un pie en la industria discográfica. De momento y a la espera de esa posible reunión de Los Elegantes, siempre nos queda el consuelo de verle rasgar su guitarra en el Honky, Galileo o el Jazzville.

Los que sí tienen fecha cerrada para un pequeño concierto son Pistones. La banda liderada por Ricardo Chirinos actuará después de 20 años retirados de los escenarios en el club Amor Brujo, el próximo 30 de mayo. El precio de la entrada anticipada a través de www.ticketea.com es de 15 euros y 20 en taquilla. 

Los Pistones son una gran banda. Hablo en presente, porque si lo fueron hace más de 20 años, la madurez sólo ha podido aportar sabiduría a su forma de interpretar. En aquellos locos ochenta los Pistones aportaron una gran colección de éxitos al cancionero popular de "la movida". 

Grabaron una primera maqueta, con temas como "Los Ramones" o "Vuelve Pronto", consiguiendo el apoyo de Paco Martín, quien junto con su socio Julio Ruiz, montaron un nuevo sello discográfico cuyo primer disco en el mercado fue el EP de Los Pistones, Las Siete Menos Cuarto (MR 1982).
Pero sin lugar a dudas Pistones serán para siempre recordados por canciones como "El Pistolero" o "Metadona", ambas incluidas en su primer larga duración Persecución (Ariola-MR 1983) que contó con la producción Ariel Rot.

Entre el año 83 y el 84, Pistones vivieron su momento de mayor actividad, tras alcanzar el puesto número uno en la lista de Los 40 Principales. El grupo siguió adelante y tiene en su haber discos exquisitos como Canciones de Lustre (Ariola 1986) con temas magníficos que esperamos ahora poder a volver a sentir en directo como aquel, "Que el sol te dé".

Por cierto, si alguien nunca les escuchó, sepan que su nombre viene de la unión de los nombres de dos de sus grupos favoritos: Sex Pistols y Ramones. En aquellos tiempos, esto era toda una declaración de intenciones.