Elecciones CEIM: Una tormenta 'imperfecta' para cambiar las cosas


Llevar como bandera la independencia del dinero público es más que suficiente para prestar atención. Dejando de lado la gestión que durante años ha estado llevando a cabo el ex presidente de CEIM, olvidando por un minuto que en su equipo hay personas salpicadas por tramas judiciales, imputadas por la mancha de la supuesta trampa de los cursos de formación, Hilario Alfaro acude a las urnas el próximo lunes para demostrar que no todos los empresarios madrileños esconden 'dudas' bajo un apretón de manos. ¿Confiamos?

21 de marzo de 2014

Elecciones CEIM: Una tormenta 'imperfecta' para cambiar las cosas
Hilario Alfaro, candidato a presidente de CEIM. Archivo.

No es su culpa. La delgada línea que separa lo público de lo privado - la trampa de lo legal - se ha estrechado mucho durante los últimos años. Antes de que España despertara del letargo de años de excesos; empresarios, sindicatos y políticos caminaban de la mano en varios consejos de administración. 

Vivieron mucho, se contaron mucho, vieron mucho y ahora callan mucho. Las cajas de ahorro dieron buena cuenta de ello. Consejeros sin formación financiera firmaban papeles sin leer un solo párrafo...documentos que ayudaron a que España viviera un desastre financiero sin precedentes, que acabó con un rescate, y que se solventó con un reseteo que ha llevado a muy pocos ante los Tribunales. 

Es línea se cruzó, muchas veces. Y con ella se perdió la poca confianza que todos teníamos en los que la cruzaron. ¿Quién confía ahora en la política, en la Patronal o en las organizaciones sindicales?... ¿qué partido, o institución no se ha sentido en la nuca el aliento de la investigación de una trama de corrupción? PSOE, IU y UGT tienen sus ERES... PP tiene a su Bárcenas... La CEOE a Gerardo Díaz Ferrán y CEIM sus cursos de formación. 

Años de jugar con fuego, que ahora pasan factura. El reto ahora se llama regeneración, transparencia y responsabilidad. Limpieza, y ganas de construir los cimientos de una casa que han destrozado desde dentro. 

Los empresarios madrileños han sido convocados para acudir a las urnas el próximo lunes. Sobre la mesa dos opciones - por primera vez en la historia de CEIM - por un lado Arturo Fernández, el de siempre, el señalado por las dudas, el actual presidente de la organización. 

Por otro, Hilario Alfaro, que lidera un proyecto que rechaza por completo cualquier trato o subvención que venga de dinero público, "sin independencia política, no habría independencia económica", ha dicho hoy en su 'fin de fiesta' con la prensa. Esa es su bandera. La de no volver a cometer los 'errores' del pasado. 

Aunque hay que reconocer que esta lucha electoral, no ha sido 'perfecta', ambos candidatos que han jugueteado con los ataques personales, con batallas lideradas por las ganas de llegar a la presidencia de CEIM.

Por sistema me niego a defender el 'más de lo mismo'; para empezar porque nos ha llevado hasta aquí...para terminar porque el cambio de caras, el cambio de proyectos y la regeneración, son los mejores amigos de la libertad y de la democracia. Lo sabe Alfaro, que limitará (si gana) su mandato a los 8 años o que reescribirá unos estatutos del siglo pasado. 

¿Lo hará Arturo Fernández? Pinta a que no...en su lista: 'los tezanos' (manchados por los escándalos de los cursos de formación), o Lourdes Cavero (esposa del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, imputada por la compra del famoso ático de su marido), ¿eso es independencia?