Buenos consejos para dar la paga a los niños

En 'domestica tu economía' tratamos, con un tono divulgativo, cuestiones económicas, tendencias de consumo y modo de vida que tienen un impacto directo en el presupuesto familiar. Hablemos de la paga.

21 de marzo de 2014

Buenos consejos para dar la paga a los niños
Niños reciben la paga

1. ¿Hay que dar paga a un niño?¿Para qué sirve?

Según Marie Haddou , psicóloga y psicoterapeuta infantil "dar una paga es una etapa importante que, siempre aprendiendo a gestionar ese primer pequeño presupuesto, permite al niño comenzar a aprender lo que es la responsabilidad y adquirir un principio de autonomía y de sociabilizarse."

2. ¿A partir de qué edad es bueno comenzar a darle una paga?

Darle una paga a un niño que no sabe contar todavía no tiene ningún sentido. A los 4 años podemos darle ocasionalmente una moneda para que se compre alguna chuchería pero no más. La edad a la que recomiendan los psicoterapeutas comenzar a dar una paga son los 7 años. En esta edad, el niño ya va a poner en práctica el comprar él sólo alguna cosa y ya le da algún sentido a esa acción. Es recomendable que junto a su primera paga se le dé un pequeño monedero donde guardar el dinero y una hucha para que comience a ver la diferencia de "gastar" y "guardar".

3. ¿Qué importe es el recomendable para una paga ? 

Fuera de las cifras que anteriormente hemos citado de 54 euros al mes, lo recomendable es dar de media para los niños de 7 a 10 años entre 2 y 5 euros, 25 euros cada 15 días a los niños de 11 años, 35 euros al mes a los niños de 14 a 17 años y 45€ al mes para los mayores de 17.

No dar mucho dinero a los niños, deja lugar a los sueños, a los deseos, y les enseñan que la satisfacción no es siempre inmediata y que se pueden simplemente aplazar esos deseos ahorrando.

La paga debe servir para que nuestro hijo vea la importancia de saber gestionar de forma responsable su dinero y sus ahorros y no como un elemento de recompensa o castigo.

No olvidemos que los niños son una esponja y de lo que ven, aprenden, por lo que es fundamental que vean la educación financiera como algo natural en la familia.

4. ¿Es bueno darle extras de esa paga?

Otro de los datos escalofriantes referidos a la paga que dan los españoles a sus hijos es que un 80% de los adolescentes reciben algún dinero extra a la semana independientemente de si reciben paga o no y que el 65% de los adolescentes recibe dinero sin colaborar en casa ni prometer buenas notas.

Con estos datos, no sólo estamos perjudicando la educación financiera de nuestro hijo, sino que estamos engañando a nuestros hijos en la forma que realmente se consigue normalmente el dinero, a cambio de trabajo y esfuerzo. Estamos potenciando el que nuestro hijo no vea el valor del dinero, de la finalidad de una paga y le haremos ver que seremos una "máquina de hacer dinero".

Darle un extra no está mal, siempre y cuando sea por hacer ese esfuerzo extra. Es decir, si corta el césped, lava el coche, etc... podemos darle un pequeño extra que también le empuje a ahorrarlo y meterlo en su hucha para lograr comprarse eso que tanto desea. Pero nunca debe confundir la paga con la realización de tareas y obligaciones rutinarias de la familia como recoger su ropa, hacer su cama, lavarse los dientes, etc...

5. ¿Es correcto que los familiares le den extras?

Es muy importante concienciar a abuelos, tíos etc... en la rutina que nosotros estamos siguiendo para que de repente no llegue un día el niño con ese juguete por el que estaba ahorrando en su hucha sin haber gastado nada y sin haber hecho ningún esfuerzo. Siempre pueden darle de vez en cuando dinero, pero es muy importante que la cantidad sea mucho más pequeña que la paga y que se especifique que es para ahorrarlo. 

6. ¿Podemos imponer en qué gastar o no la paga?

Debemos respetar en todo momento en lo que quieran gastar su dinero aunque sea en una muñeca horrorosa, en golosinas o en una forma extraña monstruosa, pero lo que sí debemos hacer es vigilarles. Más que en qué gastar o para qué ahorrar, debemos potenciar la toma de decisiones responsables, que sean conscientes del objetivo y de las consecuencias de esa acción.

En este aspecto también es importante ser firmes y si se ha gastado el dinero de golpe o mal, no debemos darle más. Así aprenderá las consecuencias de sus acciones con sus primeras finanzas y a ser más responsables. 

Tampoco debemos potenciar el darle tareas extras para cubrir ese error ya que potenciaremos que el niño vea las tareas extras su salvación siempre que quiera gastar más de la cuenta. 

Cuando el niño es ya mayor, podemos prestarle dinero y con ello que tenga su primer contacto con este concepto financiero. Podemos prestarle al niño una pequeña cantidad que le falte para algo pero teniendo en cuenta que se le restará de sus pagas siguientes hasta que cubra esa cantidad. La cantidad prestada nunca podrá ser superior al 25% de una paga. 

7. ¿Cómo castigarles con la paga?

No hay una fórmula exacta ya que depende de cada niño, pero lo que sí que hay que tener es un equilibrio en el castigo que además debe tomarse como una norma. De forma puntual se puede retirar una paga, pero nunca tocar sus ahorros. Si la falta ha sido menor o ha sido un descuido, podemos quitarle un porcentaje o si no ha realizado alguna de sus tareas, le explicamos que esa tarea era la parte "x" de su paga y que no la va a recibir por no haberla realizado. 

Es muy importante que el niño en todo momento conozca por qué realizamos cada una de las acciones: darle una paga extra, quitarle una parte, etc.. Debe ser consciente de sus acciones financieras y de las consecuencias de sus actos. 

Más adelante, en domestica tu economía daremos algunos consejos sobre cómo potenciar el ahorro en los niños y algunos soportes para que ellos mismos se lo pasen bien gestionando su dinero.