Para qué sirve la publicidad de Facebook

Facebook ingresó el pasado año más de 7.872 millones de dólares, un 54% más que en 2012. El éxito de su sistema publicitario y su apuesta fuerte, por fin, en los dispositivos móviles multiplicaron los beneficios de la compañía y relanzaron su valoración en Bolsa, que había tenido fuertes altibajos desde su salida.

18 de marzo de 2014

Para qué sirve la publicidad de Facebook
Facebook, una gran base de datos

La publicidad en Facebook parece cada vez más efectiva y las marcas balancean sus presupuestos hacia la red social. Pero, ¿para qué sirve la publicidad en Facebook?, ¿qué objetivos podemos cumplir? Vamos a intentar explicaros los diferentes objetivos que podrás lograr con una buena campaña de Facebook Ads.  

Branding, presencia de marca:

 

Este ha sido, y continúa siendo, el principal activo de Facebook. Ha conseguido que las marcas conecten con sus clientes y mantengan un contacto diario a través de las fanpages.

 Mediante las campañas de Facebook Ads las marcas pueden mostrar imágenes de sus productos, vídeos o diferentes mensajes a sus clientes. Gracias a las enormes opciones de segmentación estos mensajes llegarán exactamente al público potencial de forma más precisa que en cualquier otro soporte. Si tienes una tienda de zapatillas deportivas en Zaragoza puedes darte a conocer a todas las personas que practican un deporte en tu ciudad con mensajes específicos para cada tipo de deportista. Y para una gran marca, una campaña fuerte en Facebook puede competir ya hoy en día con una campaña de televisión en notoriedad y alcance.

 Fidelización de la comunidad:

 Otro de los usos más habituales con Facebook Ads es conseguir fans para tu página de empresa. Grandes y pequeñas empresas han destinado mucho dinero a captar fans y construir grandes comunidades en Facebook. Pero, ¿es rentable gastarse dinero en tener más fans? ¿Sirven para algo?

 Como todo en esta vida depende. Depende del uso que hagas de tu página, de los contenidos que compartas y del valor que aportes a tu comunidad. Cada fan que ha pulsado el "Me Gusta" de tu página lo ha hecho porque le has ofrecido un incentivo o porque, a priori, le interesaba tu producto o tus servicios. En el primer caso vas a tener que trabajar mucho para convertir esa "amistad por interés" en algo más sólido. No es sencillo pero hay marcas que lo han conseguido y con grandes resultados. Si tu caso es el segundo, ese fan ha aceptado recibir información tuya en un entorno personal como es Facebook. Y eso tiene mucho más valor del que a veces tenemos en cuenta. Si ya era un cliente tuyo, cuídale y fidelízale para que no se vaya a la competencia. Y si no lo era todavía ha dado un importante paso hacia ti, ahora es tu turno para convertirle en cliente o en usuario de tu servicio.

 Porque sí, llegamos al meollo de tu negocio, en Facebook es posible vender. Y no sólo es posible, debería ser una de tus prioridades.

Vender con Facebook Ads

 El gran talón de Aquiles de la publicidad en Facebook es que no servía para vender, no valía para campañas de resultados. Y esto fue en gran medida cierto durante sus primeros años. En Facebook era posible vender pero una vez que habías fidelizado a tu comunidad de fans. Intentar vender directamente con publicidad solía ser muy poco rentable en comparación con otros soportes.

 Pero desde hace unos meses Facebook se ha puesto las pilas y ahora sí su publicidad tiene opciones muy interesantes que permiten realizar campañas a resultados muy eficaces. En Fanquimia hemos desarrollado ya varias campañas con un enfoque dirigido a ventas o captación de leads y los resultados han sido muy positivos.

 Conscientes de esa cadencia que mencionábamos, Facebook ha ido lanzando varias novedades dirigidas a este tipo de campañas. Y entre ellas hay tres que han resultado fundamentales:

  •  Medición de conversiones: Facebook introdujo un sistema propio de tracking que nos permite medir cuantas ventas o registros se producen en nuestra web desde cada anuncio de nuestra campaña. Además, podemos configurarlo para que la campaña se optimice de forma automática en función de las conversiones con lo que Facebook dará prioridad a los targets que mejor estén convirtiendo.
  • Audiencias personalizadas: Otra de las opciones que nos ofrece Facebook es cruzar nuestra propia base de datos de clientes con la de Facebook. De esta forma podremos mostrar anuncios dentro de la red social a nuestros propios usuarios y cruzar nuestros datos con los que ya tiene Facebook. Las posibilidades son muy variadas. Podremos por ejemplo mostrar una promoción especial de nuestra tienda de deportes a clientes que sean además fans del Real Madrid o el Barcelona. O podemos también intentar recuperar antiguos clientes de una forma menos intrusiva que con otros métodos.
  • Las campañas de retargeting en Facebook te permiten impactar a los usuarios que hayan visitado previamente tu página web o tienda online con anuncios personalizados y segmentados en Facebook. Una práctica no siempre bien vista por los usuarios pero que sin duda resulta muy eficaz para las empresas porque mejora en gran medida el CTR y las conversiones finales.