Si Felipe Reyes va al Mundial prefiero a Mirotic por Ibaka: ¡Qué 'putada' tener que elegir a uno!

Nico Mirotic pidió claridad: "Que la Federación diga si quiere que juegue el Mundial 2014 Ibaka o yo". Pero será su 'colega' Felipe Reyes quien lo decida. O así tendría que ser. Lo contrario es una putada muy poco profesional. Y me explico...

16 de marzo de 2014

Si Felipe Reyes va al Mundial prefiero a Mirotic por Ibaka: ¡Qué 'putada' tener que elegir a uno!
Nico Mirotic debería ser el elegido antes que Ibaka, si Felipe Reyes reconsidera su decisión y finalmente está en el Mundial 2014./Archivo

¡Qué jugarreta del destino! Es una maldición, como aquella de la 'peli' 'Lady Halcón': si está el sol, huye la luna. Y viceversa. Las dos superficies de la misma moneda, cara o cruz. Serge Ibaka o Nico Mirotic. Uno de ellos será la guinda que le falta al que será, a priori y antes de que echen a botar el balón, el mejor equipo nacional de la historia -sin contar EE.UU.- junto con algún conjunto soviético y yugoslavo del pasado. Y esa guinda tendrá que ser elegida con la cabeza fría y pensando en un montón de factores que amenazan a quienes tienen que tomar la decisión con producirles una cefalea de cuidado -o cagalera de la muerte-.

Sujetos solo a condicionantes técnicos, huyendo de posibles fobias o resquemores que son cosa de perdedores, todo dependerá o debería depender, a mi juicio, de la decisión que tome Felipe Reyes... Es curioso, un jugador de 32 años que coqueteó con la retirada del equipo nacional. Lo explicaré con detalle pero con Felipe, yo llamaría a Nico. Sin el andaluz, haría lo propio con Serge. 

                

No creo que haya que despreciar la llamada de atención de este fin de semana por parte de Mirotic, como hacen desdeñosamente muchos, acordándose de algún desplante del jugador montenegrino, que prefirió irse a Podgorica a trabajar en el gimnasio junto a los suyos que dar un paso adelante y hacerse con un hueco en la selección. Debería haberse postulado cuando pudo, el pasado verano. Pero es humano no querer ser segundo plato de nadie... El caso es que la Federación Española de Baloncesto, su técnico Juan Antonio Orenga y miles de aficionados se enfrentan a un dilema de vértigo. ¿A quién hay que llamar para el Mundial de 2014 en España? O lo que es lo mismo, ¿qué dedo me corto que no me duela ni me deje manco?

Este fin de semana alguno ha podido ponerse ya muy nervioso. Un mensaje directo de Nico a la FEB tras la victoria del Real Madrid ante el UCAM Murcia, venía apremiar la toma de decisiones: "Quiero jugar con España. Lo que no quiero es que nadie dude de mí. Espero que públicamente la FEB diga si quiere que juegue Ibaka o yo", pedía Mirotic en declaraciones recogidas en zona mixta por Pilar Casado, periodista de la COPE. Puede parecer extraño pero es la forma de contestar abierta y públicamente al seleccionador, que declaró en una entrevista a Marca que "la disponibilidad de Ibaka para venir la sé, la de Mirotic ya se verá".

El ala-pívot blanco ya reconoció el pasado verano que su compromiso con España, "con la Selección que nos representa y con la Federación Española de Baloncesto es total. Así lo demuestran los dos Europeos Sub-20 que he disputado, en los que junto con mis compañeros ayudé a ganar un bronce y un oro, llegando a jugar el primero de ellos -contra el criterio de los médicos- lesionado".

               

Sin embargo, repito, Mirotic decidió no jugar con España el pasado Eurobasket de Eslovenia, en el que Ibaka tampoco participó. Eso debería dejar a ambos en pie de igualdad ante todo el mundo. Y no debería pasarle factura a Nico. Repito la decisión debe ser puramente técnica. Orenga es de Ibaka. Incondicional. Nunca lo ha reconocido públicamente. Se le nota al castellonense que le tiene fe a este chico. El grupo le considera uno de los suyos. Y tiene su lógica. Solo una decisión de Felipe Reyes, que también se hace esperar, puede jugar a favor del madridista o acabar por convencer al ya convencido Orenga de que necesitamos a Serge en la pintura. 

Mientras la norma siga siendo la misma, solo un nacionalizado puede jugar con cada Selección. Y yo creo que en puridad esa decisión debe ser solo técnica y debe tomarse en conjunto, es decir sopesando el equilibrio de un equipo con o sin Felipe Reyes.

               

Para entender todo este embrollo, elevado a asunto de estado en el mundillo de la canasta, hay que comprender que Niko no es un tipo normal en ninguno de los aspectos, ni en lo profesional, ni en lo personal. El problema es que Serge, reconozcámoslo, tampoco lo es. Las historias de ambos jugadores son brillantes, de película. No son dos jugadores más. Han demostrado una capacidad de trabajo y superación dignas de titanes. Tienen hambre y devoción por el triunfo y por este deporte. Son dos ganadores. 

Varios aspectos resultan clave, pero el principal es que si al final Felipe se borra, necesitaremos un defensor y reboteador duro, muy duro, dentro. Y en eso es mejor Serge. De hecho, está considerado entre los diez mejores defensores de la NBA y entre los dos mejores taponadores de la mejor liga del mundo en este mismo periodo de tiempo. Es un buen reboteador ofensivo y también aparece entre los treinta mejores jugadores de la NBA en valoración. Otro detalle descubierto recientemente, según las estadísticas avanzadas de la NBA, es el pívot que mejor defiende el 'pick and roll' en esta competición, por delante de Kevin Garnett y Roy Hibbert

Por eso la selección de Ibaka debería ser prioritaria sin esa figura del pívot fajador. Sin 'demolition man'. Y tras esta gran 'razón de estado' hay algunos condicionantes más: 

1.- El africano es más compatible y, a la vez complementario, con Marc y Pau. Ibaka es un competidor muy agresivo, independientemente de con quién y contra quién juegue. Y su capacidad atlética -repito sin Felipe-, nos vendrá bien. La principal virtud de Nikola Mirotic, el tiro exterior, es más sustituible con las condiciones en esa faceta del juego tanto de Pau Gasol como de Marc. 

2.- Ibaka ya ha estado en la dinámica de grupo. Conoce las jerarquías y ya demostró que puede ser un complemento de auténtico lujo. Serge puede jugar 21 minutos o 32, se conformará. Sabe cuál es su papel aunque en esta ocasión, y de cara al mundial, es más titular que el propio Pau. Por muchas razones.

3.- Quienes dicen que lo que aporta Serge Ibaka ya lo aportan los Gasol y Reyes tienen razón. Por eso, solo por eso, yo me decanto por el congoleño. Lo dicho, si falta Felipe. 

              

Pero si viene el capitán blanco, el elegido debería ser Mirotic: 

1.- Porque Mirotic en este escenario resultaría demoledor. España tendría a dos pivots, Marc y Pau, determinantes, los más decisivos del baloncesto FIBA. Así un cuatro tirador, rápido y abierto como Mirotic, nos ofrece un salto de calidad.

2.- Nico es un jugador diferente que siempre dará seguridad cuando se levante desde media distancia o desde más allá de la línea de 6'75, un aspecto en el que en las últimas convocatorias y torneos siempre nos hemos atascado un poco. Además, Navarro ya no está para grandes gestas físicas y para salir de cuatro bloqueos seguidos de manera repetida.

3.- También porque puede ser esta la última oportunidad de que Nikola Mirotic juegue con España. Y ese es un gran riesgo. Puede sonar a temeridad renunciar a Serge Ibaka, pero más aún puede serlo el renunciar para siempre a Mirotic. El jugador que se quede fuera puede que no vuelva nunca más. En el caso del de Podgorica parece claro: Tiene una gran selección esperándole, un equipo que puede hacer un juego interior tremendo con Vucevic y Pekovic , capaz de aspirar a lo mismo que España en unos años. Ojo. 

4.- Cuando no esté Pau Gasol necesitaremos a alguien que asuma la responsabilidad por dentro. Y por variedad técnica, táctica y oportunidad de crecimiento, creo que Mirotic ofrece más.

Una de las personas que más ha ayudado a Nico en su estancia en España, en su adaptación al Real Madrid es Felipe Reyes. Mirotic reconoció el papel clave que ha jugado el capitán blanco en irrupción estelar. Y puede ser quien le dé la alternativa en el equipo nacional descartándose para jugar el Mundial. Curioso.