A cualquier hora...dame la lata!!

La cocina de la conserva también existe. Protagonistas de platos frescos, sanos, de fácil y rápida elaboración, las conservas son una ayuda para disfrutar del tiempo libre y degustar en cualquier época del año, enriqueciendo nuestras recetas y mejorando gustos y presentaciones. El mejor acompañamiento puede ser un vino que armonice para hacer de cualquier momento una fiesta improvisada.

7 de marzo de 2014

A cualquier hora...dame la lata!!
Mejillones, los reyes de las conservas.

Cada vez buscamos fórmulas para poder aprovechar al máximo nuestro tiempo libre. Las conservas nos ofrecen un producto de alta calidad idóneo para poder preparar y disfrutar en un instante de un delicioso aperitivo o una comida ligera. Aportando los mismos beneficios que los productos frescos y, sin apenas tener que cocinar, nos permiten elaborar un amplio abanico de platos veraniegos.

Lejos de perder cualidades, en algunos casos la lata mejora el alimento natural. Como ejemplo: las sardinas en aceite, ya que se comen enteras con la espina, aumenta el aporte de fosforo y calcio y además al Omega 3 propio se le suma el alto contenido del aceite de oliva. Si nos encontramos en nuestra despensa una antigua lata de sardinas o sardinillas en aceite de oliva mucho mejor, ya que habrán mejorado todas sus propiedades organolépticas a lo largo de los años.

Hay que distinguir conservas y semiconservas, ya que a estas no se les ha aplicado ningún proceso de cocinado, sino solamente de salazón y, por tanto, requieren mantenimiento en frío. Es el caso de las exquisitas anchoas.

Por placer, por comodidad y porque realmente algunos productos están mejor en conserva que frescos, nos hemos aficionado a los berberechos en el aperitivo, a las anchoas con queso o con tomate, al bonito en aceite o en escabeche, a los espárragos, a los pimientos del piquillo o de cristal, maravillas del mar como las navajas o las almejas que están ricas hasta con pan y a la perfección de las conservas en lata: mejillones, atún y sardinas en aceite.

OPCIONES DE NORTE A SUR

De la mano de "Paco Lafuente" y "Rosa Lafuente", marcas de la empresa centenaria Conservera Gallega, S.A., dedicada a la fabricación de conservas selectas de pescados y mariscos de las rías gallegas en la localidad pontevedresa de Vilanova de Arousa, podemos disfrutar de productos como las navajas con la posibilidad de tomarlas directamente de la lata, con un poco de limón o como parte de una fresca ensalada; un alto aporte de omega3 y calcio lo encontramos en el Jurelillo en aceite de oliva, delicioso simplemente con pan o unas rodajas de tomate natural. También las Zamburiñas en salsa de vieira acompañadas con pan, con arroz blanco o pasta, son un plato sencillo y original, mucho más si se presenta en la mesa con su propia lata y la Ventresca de bonito sigue siendo la estrella en muchas y variadas ensaladas.

Con productos tan delicados, tan cargados de sabor y aromas, lo más recomendable es la compañía de vinos que demuestren equilibrio. El champán intensifica el sabor del berberecho y un Albariño de Rias Baixas hace lo mismo con la almeja. En este próximo Salón del Gourmet que comienza el próximo lunes, tendremos la ocasión de ver al chef gallego Pepe Solla en un sowcooking con las conservas Paco Lafuente demostrando cómo se puede disfrutar de una cocina fácil, sencilla y sobre todo sin disfraces si, como en este caso, la calidad de la materia prima es la aliada.

Más de 30 años lleva la empresa Productos de Almadraba en Barbate -que tiene la concesión de tres de las cuatro almadrabas de Cádiz- exportando atún rojo salvaje de primera calidad a Japón. Con sus marcas "Gadira" y "Baelo", apuestan por una pesca sostenible y selectiva.

Sus almadrabas están muy cerca de la planta de procesado donde se ronquean (despiezan) inmediatamente los atunes para conservar toda su frescura y conseguir los diferentes productos derivados del atún de almadraba. Todos con matices muy diferentes y complejos a la hora de armonizarlos: Huevas de atún de almadraba, bacoreta de almadraba encebollada, original solomillo de atún en manteca y tarantelo de atún. Sabrosos, potentes e intensos sabores. Unificar con un vino es misión imposible, pero un fino en rama, un suave blanco fermentado en barrica o atreverse con un oloroso seco son buenas opciones.

En Cerceda (A Coruña), la gama de productos de la empresa Porto-Muiños es de lo más atractivo y novedoso. Algas frescas, en salsa, salazón o polvo, además de una línea ecológica y otros muchos productos como erizos de mar, moluscos, hígado de rape, ortigas de mar, infusiones o su original línea de tapas. 

Algunas de sus conservas son buenos acompañantes de pastas, arroces, pescados... Productos del mar con personalidad, a medio camino entre sabores marinos y orientales, con guiños a la cocina japonesa. Armonizan bien con vinos blancos aromáticos o afrutados, manzanillas o finos, cavas y sake.

Conservas CODESA, es una empresa familiar , con una artesanía de profunda tradición que desde hace más de 30 años, elabora todos sus productos en sus instalaciones de Laredo, con pesca seleccionada del mar Cantábrico. Su compromiso permanente con la tradición les ha llevado a alcanzar en la actualidad un reconocido prestigio en el sector. Las mejores materias primas se elaboran por manos más expertas y con el "savoir faire" de un auténtico maestro conservero como José Luis Ortiz, presidente de la Asociación de Conserveros de Cantabria.

El resultado de este trabajo conjunto, es una anchoa limpia, carnosa, tierna, tersa, con una textura y un buqué inconfundibles, que se equilibra muy bien con cava, champán, manzanilla pasada o algún txakolí. También podremos ver los talleres del proceso de limpieza y elaboración de los filetes de anchoa en esta próxima edición del Salón del Gourmet.

De más reciente creación, la empresa Conservas Selección Santoñesa, desarrolla desde 1997 con su marca "Don Bocarte" sus propios métodos de elaboración para conseguir grandes productos culinarios. Sus anchoas del Cantábrico han conseguido un hueco especial en el mercado con una serie limitada y numerada para alta restauración. El bonito del norte, atún rojo de almadraba, cangrejo rojo real, boquerones, calamares o pulpo son otros productos con los que nos proponen sugerentes recetas desde su web.

Tienen otras novedades como su Bocarte a la cazuela, listo para calentar en sartén o microondas o sus anchoas fritas con boletus que podemos acompañar con unos pimientos de piquillo junto con un pan rústico y por qué no con un Chardonnay seco, un fino o una manzanilla de Sanlúcar.

La armonía perfecta la conseguiremos con conservas de calidad, algo de imaginación, y un rosado, blanco o tinto, con o sin madera, joven o maduro, con aguja, dulce o seco, frío o del tiempo, según los gustos. Sólo hace falta un sacacorchos, un abrelatas y alguien con quien compartir. Todo un lujo.