Rusia vs EE.UU: Historia de una tensión constante

La relación entre EE.UU. y Rusia siempre ha caminado sobre una línea muy delgada. Una calma muy tensa a la espera de la chispa que haga saltar por los aires décadas de negociaciones, de espionaje, de acuerdos, de reuniones y de crisis.

6 de marzo de 2014

Rusia vs EE.UU: Historia de una tensión constante
Infografía de las tensiones diplomáticas entre Rusia y EE.UU. (Qué.es)

Durante los últimos doce meses la tensión entre Washington y Moscú ha escalado más de la cuenta. El caso Snowden, la situación en Siria y la crisis de Ucrania han provocado que las relaciones entre EE.UU y Rusia comiencen a recordar a los años duros de la Guerra Fría.

Repasemos 52 años de continuos desaires que Rusia y Estados Unidos han jugado lejos de sus fronteras: 


1962. La crisis de los misiles de Cuba.

Supuso un antes y un después, y sin duda supuso el momento más tenso y complicado de la Guerra Fría. Una situación extrema que Kennedy supo apagar consiguiendo que la Unión Soviética diera marcha atrás. 

El presidente de los EE.UU recibió un informe de los servicios de inteligencia que confirmaban que Moscú estaba enviando y armando una betería de misiles nucleares en Cuba. Kennedy decidió bloquear los envíos y exigió a la Unión Soviética el desarme...a cambio Estados Unidos no entraría en la Habana. En octubre, Nikita Kruschev dio un paso atrás y anunció la retirada de los misiles.


1963.
El teléfono rojo.

 Tan sólo un año después de la crisis de los misiles, la Casa Blanca y el Kremlin crearon el conocido "teléfono rojo", una línea directa de comunicación para evitar situaciones similares. 

Uno de los puntos clave del pacto que de entendimiento firmado en Ginebra el mes de junio de 1963. Nueve años después, Richard Nixon fue el primer presidente en viajar a Moscú para reunirse con su homólogo ruso, Leonid Brezhned. Ambos firmaron el Tratado de los Misiles Antibalísticos. 


1987.
Ese año, la tensión volvió a uno de los puntos más extremos que pusieron en peligro los últimos coletazos de la Guerra Fría. 

En septiembre la embajada de los Estados Unidos en Moscú se convirtió en un hervidero que provocó un nuevo conflicto diplomático. Funcionarios norteamericanos descubrieron micrófonos en el despacho del embajador...Una nueva chispa que prendió meses de nerviosismo e incertidumbre extrema que desaparecerían con la caída del muro de Berlín en 1989.


1993.
La imagen de Boris Yeltsin y Bill Clinton juntos supuso el momento más calmado de las relaciones de EE.UU con - la ya - Rusia.

Moscú entró en el Fondo Monetario Internacional, y en el Banco Mundial.

Un año antes - con el presidente Bush - anunciaron que a partir de entonces no se considerarían adversarios potenciales.


2013.
Veinte años después un tal Edward Snowden rompió la calma de dos décadas sin crisis. Moscú decide conceder asilo al ex miembro de la NSA (en busca y captura). Obama cancela la visita que tenía prevista a Rusia para reunirse con Vladimir Putin.

Ese mismo año, Rusia se alinea por completo con el régimen de Bashar al-Asad, junto con China, Irán o Cuba. Un bloque enfrentado al apoyo a la Oposición rebelde liderado por EE.UU, la Unión Europa o la OTAN.

Washington denuncia públicamente que Moscú está bloqueando la llegada de ayuda humanitaria a los refugiados sirios. 


2014. La crisis de Ucrania.

Desata una de las tensiones diplomáticas más extremas de las últimas décadas. La caída forzosa de Yanukovich (presidente pro-ruso) y su posterior refugio en Moscú desataron una nueva crisis.

La movilización del Ejército ruso, la intervención en Crimea, y la amenaza de Putin provocó el envío de tropas norteamericana a Europa del Este con el objetivo de apoyar a Ucrania en caso de conflicto armado. Si salta la chispa, sería la primera vez que EE.UU y Rusia se enfrentan en un conflicto armado.