¿Cómo evitar el crédito vitalicio para comprar un coche?

El coche es una necesidad que añadimos a nuestra mochila desde muy jóvenes y que se mantendrá con nosotros a lo largo de los años.

12 de febrero de 2014

¿Cómo evitar el crédito vitalicio para comprar un coche?
Concesionario de coches.

Para empezar, debemos entender que un coche es un gasto en la mayoría de los casos, sólo lo podemos entender como una invesión si nos ayuda a ganar dinero y nos permite ir amortizando su uso.

Además, el coche lleva asociado otros muchos gastos, mantenimiento, averías, gasolina, impuestos, seguros, que empezaremos a pagar desde nuestra primera compra hasta, prácticamente, el final de nuestros días.

Estos bienes no se revalorizan, de hecho, nada más salir por la puerta del concesionario pierden ya un 30% de su valor y no dejan de hacerlo hasta el final de sus vida útil.

Sin embargo, donde más dinero gastaremos a lo largo de los años es en la financiación de estas compras, con los créditos sucesivos que iremos pidiendo para cambiar y modernizar nuestro coche.

Piensa que para financiar un coche de 15.000€ podemos incurrir en un gasto adicional de unos 6.500€ para su financiación, dinero que no va a la seguridad, ni a la comodidad, si a al motor, ni a las prestaciones del nuevo vehículo que estamos comprando, este dinero va directamente a pagar el AHORA.

El problema de la financiación se multiplica a lo largo de nuestra vida ya que cada vez que compramos coche nuevo volvemos a recurrir a la financiación y volvemos a gastar de más por el AHORA.

Para los concesionarios de coches la financiación se ha convertido en una de las líneas principales de negocio, fíjate que las diferentes promociones y subvenciones que ofrecen las marcas están ligadas a la financiación del coche. Un coche no financiado es menor negocio para ellos.

Por eso, te recomiendo que ahorres el dinero suficiente para la compra del próximo coche, cuando acabes de pagar el actual, no dejes de apartar el dinero de la financiación, sigue guardándolo en una cuenta de ahorro para comprar el siguiente.

Piensa que si compras el coche nuevo cuando ya tengas el dinero ahorrado, te estará saliendo hasta un 35% más barato y además, te habrás acostumbrado a vivir con menos dinero del que ingresas. Te recomiendo que nunca dejes de apartar el dinero de la financiación del coche, aunque ya lo hayas pagado, estos ahorros los podrás usar para un coche nuevo en unos años, o para unas vacaciones o para lo que estimes oportuno.

Si quieres más información sobre economía familiar te recomiendo el libro del ahorro AHORRA o NUNCA, donde encontrarás todas las claves.