¿Qué cuándo se retira Kobe? Del 'bocazas' de Phil Jackson al 'abuelo' Andy Panko

No se puede retirar a los mitos antes de tiempo... Ni después. Acertar en la despedida, adivinar cuando llegó el momento de decir adiós es uno de los hitos de cualquier carrera deportiva. No es fácil acertar porque no hay ninguna regla fija. Bueno sí: No hacer un 'SteveNash' -o 'un año a rastras'- resulta fundamental. Ojalá que lo dicho por Phil Jackson no vaya a ninguna parte. Ojalá que nos quede al menos una temporada más de Kobe Bryant

3 de febrero de 2014

¿Qué cuándo se retira Kobe? Del 'bocazas' de Phil Jackson al 'abuelo' Andy Panko
Kobe Bryant puede estar retando ya a quienes le quieren enterrar... antes de tiempo./Archivo

Puede que lentamente, como un goteo sin fin, se vayan perdiendo las facultades físicas hasta que a los treinta y muchos, llega un parón, unas vacaciones, o una lesión y un jugador que estaba en plenas facultades ya nunca vuelve a ser el mismo. A veces pasa cuando las piernas tienen ya miles de kilómetros, saltos y esprines. 

No he tenido ninguna carrera deportiva ni nada que se le parezca, claro está, pero sí una bonita afición. Y la disfrutaba. Recuerdo cuando tomé la jodida decisión de dejar el baloncesto. No hace mucho de eso. Recuerdo el día y el desencadenante de aquello. Fue doloroso y eso que yo jugaba gratis. Pero realmente era muy tarde cuando lo dejé, incluso para los estándares de la NBA, que alarga las carreras de sus jugadores 'vendibles' hasta límites preocupantes. Últimamente, en EE.UU, se posponen decisiones que perjudican la imagen de unos jugadores que, animados por el vil metal y por contratos fuera de mercado, se animan a continuar en el parqué más allá de lo razonable, dejando una imagen triste de lo que fueron. ¿Qué a quién me refiero? Pueden valer como ejemplo Steve Nash o Kevin Garnett

               

Volvamos a mi retirada de los campos de 'amigos'. Recuerdo el día y el desencadenante de la decisión. Unos casi imberbes adolescentes nos dieron un repaso. Entre risas y más risas nos dieron una soberana paliza. Aquella humillación a manos de unos chavales que prácticamente 'no sabían tenerla', joder, fue bastante para mí. Ponía fin a más de 30 años de práctica deportiva. Se acabó el baloncesto. ¿A qué viene todo esto? Por favor disculpad mi pequeña historia. Si aquello me hizo derramar lágrimas a mí... ¿Qué no pasará por la cabeza de un profesional? Pido respeto para los 'viejos' que aún conservan mecha, y aprovecho la actuación de Andy Panko y las desafortunadas frases de Phil Jackson sobre Kobe para ilustrar mi posición. Defiendo que hay que saber poner fin al basket... pero a su debido tiempo

Un caso me lleva a otro. ¿Se encuentra Kobe cerca de la retirada? Más cerca que hace diez años sí, pero creo que nos apresuramos. Es verdad que el jugador se retirará sin poder relevar a Michael Jordan en el olimpo, pero esa era una misión para la que nadie, nadie estará preparado jamás. Toda la vida estuvieron diciendo de él que estaba predestinado a esa titánica misión. Injusto. Pero si hay alguien que ha estado cerca de conseguirlo ése ha sido él. Tras 18 años en la cúspide se encuentra en una difícil encrucijada: ¿Ya no es el mismo? Nadie lo sabe. Solo su cuerpo que dará o quitará razones. Lleva parado dos meses, su rodilla no mejora y seguirá tres semanas más de baja. Con un retorno posible en marzo, el rumor de tirar la temporada en los Lakers aumenta cada día. Y hay quien se atreve a hablar de algo más.

                   

El escolta angelino se recuperó del tendón de Aquiles pero volvió a romperse a los pocos encuentros de volver a las canchas. Con problemas en la rodilla izquierda, Kobe sólo puede trabajar sin peso y hacer bicicleta estática. ¿Qué le faltaba? Phil Jackson 'rajando'. Puede que el 'zen coach' conozca más que nadie en la NBA a Kobe tras haberlo entrando 11 temporadas en los Lakers (1999- 2010). Puede que de su unión los Lakers hayan ganado cinco títulos de la NBA, pero ojo a lo que decía de su renovación: "le han pagado más de lo que yo le habría dado, pero le ha dado mucho a la organización. Es verdad que Kobe aporta mucho en este aspecto de ilusión de 'vamos a ganar'... aún a su edad".
El ex entrenador expresó que la larga carrera de Kobe Bryant ha podido pasarle factura: "Los minutos que Kobe ha disputado, el tiempo que ha estado en el suelo, la dureza y la forma en que ha jugado han hecho mella, obviamente. Y creo que la lesión del tendón de Aquiles es parte de la cadena acontecimientos lógicos. Consiguió volver y ahora viene una lesión en la rodilla".

Jackson estaba, poco más o menos, escribiendo el epitafio deportivo de Kobe aunque después, quizá consciente de ello, se mostraba confiado en que 'the Black Mamba' recupere su nivel cuando regrese a las pistas: "Va a volver y lo va a hacer anotando. Puede hacerlo. Vimos que Michael Jordan, al final de su carrera, seguía anotando 20 puntos por partido y tenía 38-39 años. Él puede lanzar de triple, postear, jugar el bloqueo y continuación. Creo que él es muy realista al respecto". Ya estamos... de nuevo la comparación que más daño le ha hecho a Bryant. La larga sombra de Jordan. 

               

Demos tiempo al escolta. Nos puede pasar con él, lo mismo que nos ha pasado con otros. Y el ejemplo más cercano lo tenemos aquí en la Liga Endesa. ¿Quién no dio por muerto y enterrado a Andy Panko? Razones no faltaban, si bien no es un jugador muy físico, sus 36 años parecían condenarle. Parecía en franca retirada tras una penúltima temporada en Unicaja en la que anotó 10 puntos por partido y colaboró con ocho de valoración compromiso tras compromiso. No era poco pensamos todos... para un tío con 35 'tacos'. 

¿Y que nos hemos encontrado? El bueno de Andy probablemente esté haciendo su mejor baloncesto sin un esfuerzo de más. El estadounidense del Baloncesto Fuenlabrada, lideró este fin de semana a su equipo para sumar su tercera victoria consecutiva frente al UCAM Murcia, con una destacada actuación en la que logró 33 puntos y sumó 32 de valoración, en su partido número 300 en la Liga Endesa. El norteamericano dio un auténtico recital de triples y lanzamientos interiores desde varias posiciones, y además capturó cinco rebotes, con porcentajes de acierto superiores al 60 por ciento en todos los lanzamientos.

Ubicado en la posición de '3' alto en la que Chus Mateo le ha ubicado durante gran parte del campeonato, Panko se ha convertido en un referente para un Fuenlabrada que ha encadenado tres victorias consecutivas gracias a su tino anotador.
Su esfuerzo, premiado hace una semana con el título de jugador más valorado del mes de enero, también ha sido reconocido en varias ocasiones por su entrenador, quien le definió esta semana en una entrevista con EFE como "uno de los mejores jugadores extranjeros que ha pasado por la Liga Endesa en todos los tiempos". "Es un lujo tener con nosotros a Andy, es un jugador que cada día demuestra su profesionalidad, tratando de ayudar mucho a los jóvenes, de dar muchos consejos. Estoy contentísimo de que haya sido declarado MVP, que lo único que dice es que está jugando al nivel que se le supone a uno de los mejores", afirmó Mateo sobre Panko.

                 

A sus 36 años, el ala-pívot nacido en Harrisburg (Pennsylvania) ha vivido la mayoría de su carrera profesional en el baloncesto europeo, al que llegó después de varias experiencias en la liga universitaria norteamericana y una breve experiencia con los Atlanta Hawks, donde llegó a debutar pero fue cortado. Tras una breve experiencia en la liga italiana, Panko llegó a Girona en marzo de 2003. Repetiría a la siguiente temporada en el conjunto catalán, para iniciar una carrera que le llevaría a jugar en Sevilla y Bilbao, para aterrizar en 2007 en el Gipuzkoa, donde viviría sus mejores años.

En el conjunto de San Sebastián se encontraría con Pablo Laso, hoy entrenador del Real Madrid, pero entonces vinculado a un equipo guipuzcoano que luchaba por ascender a ACB desde LEB Oro. Tras el ascenso, Panko se establecería como uno de los jugadores extranjeros más destacados de la liga española, logrando el premio de jugador más valorado en la temporada 2011-12. Una experiencia de tres meses en el Panathinaikos griego, y el regreso la temporada pasada a España con el Unicaja de Málaga fueron los pasos previos a lo que parecía su ocaso... Con una media durante lo que llevamos de temporada de 17,3 puntos por partido y 15,3 tantos de valoración en cada encuentro, los peores agoreros deberán esperar para enterrarle. 

¿Pasará lo mismo a los que quieren enterrar a un Kobe dos años más joven?