Inventado en Massachusetts... ¡Perfeccionado en Europa!

La fase regular de la Euroliga de baloncesto ya ha concluido y los equipos de Liga Endesa han dejado claro qué competición doméstica es la mejor y más competitiva fuera de la NBA

23 de diciembre de 2013

Y es que la gente de baloncesto español no solo puede, sino que debe sacar pecho. Nuestros cuatro equipos están entre los 16 mejores de Europa y, en concreto, el Real Madrid, por juego y resultados es el mandón del continente, pese a Spanoulis y sus compañeros. Fuera de ahí, solo Unicaja ha tenido problemas y hasta la última jornada -y al borde del ictus- no ha conseguido el pase a Top16, mientras que Laboral Kutxa, en fin, probablemente solo la lesión de su bandera pese a la edad que marca su DNI, Andrés Nocioni, les ha privado de luchar por la primera plaza de su grupo en favor del Maccabi. Y es que, sinceramente, no creo que los israelíes sean mejores. En Tel Aviv el que manda es Joe Ingles -sí, sí, el australiano ex Barça- y su mano izquierda y pundonor han sido las mejores armas macabeas. 

En cualquier caso el nivel técnico del baloncesto europeo, amigos, sigue siendo altísimo y en mi opinión, Fenerbahce Ulker, Olimpiakos y el propio Real Madrid podrían dar guerra la temporada regular yanqui.... No sé, estaré un poco loco...
Para comprobar si es que me falta un tornillo conviene repasar sensaciones y apuntes. ¿Cuál sería el equipo ideal de esta Euroliga? Ya se sabe que para gustos los colores pero yo apuesto por cinco nombres que no os convencerán -seguro, el que lee siempre sabe más que el que escribe- y otros cinco para sentarse en espera de oportunidades, que aún os podrán de peor leche. Pero en fin, este blog es mío y tú puedes leerlo o no...

              

La principal duda estaba en el puesto de base. Tenía sensaciones contrapuestas e incluso pensé en dejar fuera a Spanoulis... ¡Lo prometo! Pero todo tienes una explicación. Bajo ningún concepto quería dejar de elegir a Sergio Rodríguez. Es mi debilidad. Creo que tras reconocer como un error su marcha demasiado temprana a la patria del dólar, se ha convertido en el base que la mayoría creíamos que era. Además del grancanario, un jugador me sorprendió el año pasado y me sigue pareciendo espectacular: Malcolm Delaney. Tanto lo es, que el Bayern de Munich pasa el escollo de los grupos y deja fuera a la gran decepción del torneo hasta el momento, que no puede ser otro equipo que el Montepaschi Siena, incapaz de competir pese a tener en sus filas a un gran Daniel Hackett. Bueno al caso: Delaney no es un base puro, me parece más escolta, pero siempre me gustaron los bases que superan 1,90 metros y entran a rebote. Son una ventaja en muchos sentidos y este Delaney está llamado a grandes batallas en en Europa. 

Así es que entre unas cosas y otras, mi equipo ideal de Euroliga tiene tres bases. ¿Os suena, verdad?: Spanoulis, titular indiscutible, Sergio Rodríguez y éste Malcolm Delaney, un dos que puede jugar de uno.

En el puesto de escolta Rudy Fernández y Keith Langford, el arma de destrucción masiva del Armani Milán. ¡Y que conste que me costó olvidarme de Bojan Bogdanovich del Ulker, pero quería dos hombres pero puesto y este Bogdanovich reclama demasiado balón para mi gusto! El que no fuera elegido para el quinteto titular no estaría en mi equipo. ¡Terrible decisión! Las prestaciones de ambos son un calco, pero Rudy necesita cinco minutos por partido menos que el norteamericano para conseguir esos números, y es mejor defensor. Se han enfrentado: En el primer partido, 23 de valoración para Langford y 18 para Rudy... ¿Y en el segundo? Uff!! En el segundo, ocho de valoración para Langford... ¡26 para Rudy! Mis respetos para Lagford, que es un genial jugador, de 30 años. No sé si otra vez podrá ser.

Para el puesto de alero, otros dos nombres, Derrick Brown -Lokomotiv Kuban, sorprendente equipo- y el gran Andrés Nocioni. Al segundo le conocemos de sobra. Es uno de los grandes nombres del baloncesto mundial desde hace más de 10 años. El primero es un alero de 2,01 y 26 años que aún puede crecer en defensa y en rebote, en el que dadas sus condiciones puede ayudar más. Fue un jugador universitario respetable en la Universidad de Xavier -en la que destacó como reboteador, ojo- pero un jugador mediocre en Charlotte y Nueva York. 

En fin, este Williams me parece un buen jugador, pero Nocioni es mi alero titular aún lastrado por la edad y alguna lesión. El argentino es siempre un puntito más de casi todo. Y eso incluye la mala leche, el espíritu ganador y, sobre todo, los rebotes. Más de siete por partido.

El ala-pivot no tenía discusión: El enorme Nikola Mirotic o el buenísimo Emir Preldzic, de Fenerbahce Ulker. Me quedo con Nikola, hoy por hoy, uno de los dos o tres mejores jugadores de Europa con todo el futuro por delante para mejorar aún más. Es NBA en poco, poquísimo tiempo, y está llamado a ser titular en muchos equipos allí, incluyendo a Chicago Bulls, equipo que tiene actualmente sus derechos. Es mucho mejor jugador que Mike Dunleavy Jr. Y no es peor -más bien lo contrario- que el británico-sudanés, Loul Deng. Así, Preldzic, que es muy bueno, al banco.

               

Y en el pívot, como soy muy del 'blandito' Ante Tomic, el croata es mi titular frente a otro grande, muy grande: Joeffry Lauvergne. ¿Qué por qué dejo fuera A Darius Lavrinovic? Porque hizo la mili conmigo y porque siendo muy bueno, su equipo no está entre los mejores. También me dirán que si no me he fijado en el CSKA. ¡Claro que lo hice! A estas alturas de película, Sasha Kaun y Nenad Krstic, me parecen, con perdón, un chiste. El último se parece a un jugador en retirada a sus 30 años y el primero parece empeñado en demostrar que ha dado ya lo mejor a los 27. 

De Tomic se ha escrito todo. De Lauvergne no tanto. Este pívot francés 22 años y que juega en el siempre sorprendente Partizan de Belgrado está llamado a grandes cosas junto al base Bogdan Boddanovic... ¡Qué tiene 21 y que ya está en la agenda de los grandes de la Liga Endesa! Pero al lío: Lauvergne es un reboteador inmenso y un brillante center que aun teniendo que mejorar algunos movimientos y cogiendo más tacto en el tiro, puede convertirse en un pívot de muchísima jerarquía. Por eso lo cojo de 'reserva' de Tomic. 

En resumen: Spanoulis, Rudy, Nocioni, Mirotic y Tomic... ¡Equipazo, con cuatro de la Liga Endesa!