Los Iberos, el sonido de la aristocracia pop

La generación de jóvenes pioneros del rock y el pop "made in Spain" hace ya algunos años que entró en la tercera edad. Mirar hacia atrás para redescubrir y reivindicar sus canciones, es un paso imprescindible si queremos que exista futuro en nuestra música.

22 de noviembre de 2013

Los Iberos, el sonido de la aristocracia pop
Los Iberos.

Durante los años 60 proliferaron en nuestro país lo que entonces se llamaban "conjuntos musicales". Estos grupos inicialmente fueron orquestas, que como tal, actuaban en locales, clubes, salas de fiestas, etc.

La irrupción de los Beatles abrió los ojos a la juventud, y aquellas orquestas en las que en muchos casos había sección de vientos, piano, y por supuesto ninguna guitarra eléctrica, se fueron adaptando al estándar de cuarteto, pasando a ser grupos o conjuntos musicales.

En una de esas orquestas inició su trayectoria como músico profesional Enrique Lozano, un joven malagueño que conoció el ambiente de los más prestigiosos clubes de la emergente y cada vez más exclusiva Costa del Sol de principios de los años 60. Enrique fue barman en "El Mañana" y fue el propietario del local quien le trajo de los Estados Unidos su primera guitarra Gibson.

Siendo un chaval tocó en el circuito europeo de clubes de música en vivo, del mismo modo que lo hicieron los Beatles, los Rolling Stones o cualquier luminaria de la época.

Durante su primera parada en Londres -aunque inicialmente iba a tocar a Liverpool- actuó en el Whisky a Go-Go. En los sótanos de ese local se encontraba el Flamingo, sala por donde discurrieron todos los grandes nombres imaginables del rock y el pop sesentero.

Con este recorrido y semejantes influencias, Enrique tenía muy claro la fórmula del éxito en el incipiente mundo del pop: cuatro músicos virtuosos en escena, gran calidad vocal, letras en inglés (aunque también en castellano), una cuidada imagen y un trabajo discográfico grabado en Londres -no en vano era la cuna del pop y desde donde se estaban lanzando los discos más importantes del momento-.

Es curioso como la vida juega sus cartas de forma caprichosa:

Enrique consiguió a los mejores músicos imaginables: Adolfo Rodriguez -guitarrista y una de las mejores voces del pop español-, Cristóbal de Haro -bajista- y Diego Cascado -batería- y dio vida a una de las mejores formaciones del pop español de todos los tiempos: Los Iberos.

Lograron gran popularidad gracias a sus televisivas apariciones en "Escala en Hi-Fi" y en la gran pantalla: Topical Spanish y Un, dos tres, al escondite inglés.

La colección de canciones de su único álbum roza la perfección. Parecen piezas extraídas de discos de The Hollies, Beach Boys o los primerísimos Bee Gees. Los arreglos musicales son preciosistas, de un gusto inédito hasta el momento en España: ¡pura aristocracia pop!

El disco tal y como quería Enrique fue grabado en los estudios de Columbia en Londres, siendo además el primer grupo español en grabar un larga duración en aquellas tierras, ya que Los Bravos que compartían sello discográfico, hicieron los propio, pero tan sólo en formato single.

Pero la rueda de la fortuna se detuvo el día en que volviendo de un concierto en Segovia donde habían actuado junto a Bruno Lomas, Massiel y otros artistas, el grupo sufrió un grave accidente de tráfico. Un miembro del equipo de Los Iberos falleció y todo el grupo sufrió importantes heridas. Fue el principio del fin....

Hoy, casi cincuenta años más tarde, escuchar el legado musical de Los Iberos sigue siendo una delicia. Hace un par de años otro músico malagueño -Javier Ojeda de Danza Invisible- organizó un merecido homenaje con todo el grupo, amigos y nuevas generaciones de seguidores.

Faltaba sólo un pequeño detalle: reunir a todo el grupo, al menos una vez más, en torno a los micrófonos de una emisora de radio para volver a presentar a la audiencia su disco, canción a canción, recordando su leyenda y devolviéndoles el papel protagonista que tienen, por derecho propio, en la historia de la música pop española.

¡La deuda esta saldada! Puedes escucharles en la sección de audios de la web de Los Surcos Olvidados de Gestiona Radio y no dejes de adentrarte en su música. Aquí tienes algunos temas imprescindibles: