Una BlackBerry, para cada emprendedor

Y para cada profesional, cada empresario, cada ciudadano y por desgracia también para cada político, aunque sea de medio pelo, pero si, para todo aquel que no quiera ser escuchado de una forma tan simplona, como hacen actualmente los EE.UU.

4 de noviembre de 2013

Una BlackBerry, para cada emprendedor
Presentación de Black Berry.

Si nos miramos el bolsillo, es raro el que no lleva un iPhone (Apple) o un Android (Google) dos compañías que tienen su sede en los EE.UU, compañías que desarrollan sus terminales y sistemas operativos con las puertas abiertas para que el gobierno americano, sin grandes herramientas tecnológicas, pueda saber en todo momento lo que llega a nuestro terminal, pero esto, que ya es sabido y que grandes empresarios españoles lo están diciendo desde hace años, como Alejandro Suarez en su libro "Desnudando a Google" debería ser el aliciente definitivo para generar en Europa un movimiento de rechazo, pero sobre todo, un sistema operativo para teléfonos móviles, propio.

Un sistema operativo europeo que reduzca el riesgo ante una simple orden del gobierno americano. Evidentemente la seguridad completa no es tan sencilla, es necesario encriptar el móvil con soluciones como la de Segurimas, pero la utilización por parte de la presidenta Merkel, de teléfonos inteligentes Blackberry, desarrollados en Canadá, señala el camino para qué algún hábil empresario español, apoyado por instancias europeas, desarrollen un sistema operativo, que bien pudiera ser la solución institucional para la unión europea.

La crisis agudiza el ingenio, y lo que estamos pasando con el Sr. Obama, debería hacernos a todos recapacitar y buscar un primer filtro dentro de nuestro viejo continente, que más tarde o más temprano, la querida BB de la presidenta Merkel, terminará finalmente en la cartera de inversiones de algún grupo americano, y entonces, al margen de soluciones chinas (que no sé si es mejor la enfermedad o el remedio) a esta Europa de cromos, no nos quedará nada que ocultar.


Con 60.000.000 de conversaciones pinchadas en un solo mes, no sé si aún nos quedará algún secreto que guardar, y aún hay muchos emprendedores que tienen miedo de contar a un inversor su idea, antes de firmar un NDA. Recordemos que solo las operaciones Pokémon y Manga, donde se realizaron pinchazos justificados por orden de la jueza de Lugo, Pilar de Lara, fueron unas míseras 200 líneas, algo que a lo largo del año, se cree que puede llegar en total a unas 10.000 en todo el territorio español, nada comparado con los números que maneja la NSA para Europa, que se acerca a los 800.000.000 de pinchazos al año.

Y Según estoy terminando de escribir este artículo, me llega un mensaje a mi iPhone, anunciándome que no me olvide de actualizar el Sistema Operativo, que la seguridad es una de las mayores preocupaciones para Apple. Solo les falto recordarme, que es un sentimiento compartido por el Sr. Obama.

¿Quién será el que desarrolle el sistema operativo europeo?

Yo lo compro.