PNV cree la reforma del TC un "disparate" que solo servirá para "convertir en independentistas a quienes no lo eran"

El secretario del EBB del PNV, Koldo Mediavilla, ha considerado que la reforma del Tribunal Constitucional planteada por el PP es un "disparate" y ha subrayado que, en Cataluña, está "posición de amenaza solo servirá para convertir en independentistas a quienes antes no lo eran".

5 de septiembre de 2015

PNV cree la reforma del TC un "disparate" que solo servirá para "convertir en independentistas a quienes no lo eran"

BILBAO, 5 (EUROPA PRESS)

El secretario del EBB del PNV, Koldo Mediavilla, ha considerado que la reforma del Tribunal Constitucional planteada por el PP es un "disparate" y ha subrayado que, en Cataluña, está "posición de amenaza solo servirá para convertir en independentistas a quienes antes no lo eran".

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, el dirigente jeltzale hace referencia a la proposición de ley de reforma del Tribunal Constitucional presentada por el Partido Popular que permitirá a esta instancia judicial suspender a los gobernantes que no cumplan sus resoluciones.

A su juicio, la propuesta es un "disparate en la forma, pero aún más despropósito en el fondo". "¿Cómo entender que un problema político se pretenda dirimir a través de la vía punitiva? ¿En qué cabeza cabe contraponer el castigo a la voluntad democráticamente expresada en una cita electoral?", se cuestiona.

Tras indicar que el supuesto de legalidad no puede "contraponerse ni elevarse" por encima del ejercicio de la voluntad popular, Mediavilla advierte de que "perseverar en el combate de legalidad versus legitimidad no soluciona el problema, sino que lo agrava".

"El término de legalidad por sí mismo, sin contexto ni adjetivos, no es garantía de ningún derecho, ni de libertades, ni de la mera existencia de democracia. En los países autoritarios también hay una legalidad que ha de cumplirse pero ello no significa que sea justa ni garantía de nada", añade.

En esta línea, defiende que la legalidad debe ponerse en contexto con otros principios que son los que la rigen e interpretan, aunque remarca que "la amenaza del PP a Cataluña podrá ser un argumento que colme de orgullo patrio a sus seguidores y arañe un puñado de votos en el Estado de quienes crean que la mejor solución al problema territorial pasa por hacer sonar el cornetín de mando".

No obstante, considera que en Cataluña esta "posición de amenaza solo servirá para convertir en independentistas a quienes antes no lo eran".

"Alimentar el miedo evidencia falta de argumentos de convicción. Y, ojo, si la voluntad consigue desquitarse de la amenaza la respuesta ciudadana puede resultar ser inesperada. Por simple reacción", advierte.