«La dieta puede ser un buen aliado contra el cáncer»

17 de julio de 2012

«La dieta puede ser un buen aliado contra el cáncer»
El doctor Jesús Llona Larrauri aporta consejos para mejorar los hábitos de alimentación frente al cáncer. Mireya López
El doctor Jesús Llona Larrauri, especialista en nutrición, acaba de publicar un nuevo libro en el que aporta un amplio abanico de consejos para mejorar los hábitos de alimentación y potenciar el sistema inmunológico, fundamental para prevenir y sobrellevar la que se ha convertido en la mayor lacra del siglo XXI, el cáncer. 'El cáncer en el plato' (SRB) reúne, en sus más de 270 páginas, dietas específicas, alimentos con más propiedades que algunos medicamentos, consejos para evitar la malnutrición durante la quimioterapia, además de recetas de tres afamados cocineros como son Daniel García, Fernando Canales y Garbiñe Badiola.
-Como profesional de la alimentación, ¿observa que hay obsesión por la comida sana?
-Sí, a pesar de que la obesidad está en el 21% de la población y el 50% o más tiene sobrepeso. Cada vez hay más personas interesadas por comer bien, sano, por una cuestión de salud, no sólo de estética. Se consume más pescado, aceite de oliva virgen, frutas y verduras, omega-3 de nueces y otros alimentos, carne, jamón, pavo y pollo en su justa medida. Además, se ha perdido el temor a los huevos, que eran tabú y hoy se comen con normalidad. Las legumbres ya no se cocinan en casa y quedan para el fin de semana. Se eligen lácteos desnatados y se toma menos bollería. Y vuelve el pan, que se fue hace 25 años porque alguien dijo que engorda; y también el vino tinto, que, tomado con medida, es un placer saludable. En general, regresa el patrón mediterráneo, que para nosotros es el de la dieta cantábrica: aceite de oliva, pescado y frutas y verduras en la base, con un poco de vino tinto, aunque los tiempos son difíciles por los problemas de la economía.
-Introduciendo cambios en la alimentación ¿podemos frenar el cáncer?
-Por desgracia, no. La dieta es sólo responsable del 30% de los cánceres en los países desarrollados, y, aunque puede ser un buen aliado para prevenir esta dolencia, todavía no conocemos suficiente sobre la relación entre uno y otra, por lo que la esperanza de que por la alimentación podamos acabar con la enfermedad es un sueño. Los chequeos periódicos siguen siendo fundamentales y también los avances de la medicina.
-¿En algunos tipos de cáncer vale la dieta?
-El de colon parece que tiene alguna relación con lo que se come; el de mama y el de próstata pueden estar influidos por las hormonas y, por ello, con la alimentación. Hace años, cuando se comían muchos ahumados y salazones, el peor era el de estómago. El de páncreas, el más complicado, parece que se relaciona con la obesidad y la diabetes.
-¿Cuáles son los alimentos inadecuados?
-Bajo consumo de frutas y verduras, que son buenos antioxidantes, excesiva ingesta de azúcar y bebidas dulces, alcohol en exceso, aceites poliinsaturados -tipo girasol y soja- y carne roja en exceso, ser fumador y los fumadores pasivos, no comer nada de pescado o que sean muy grandes, ya que acumulan productos tóxicos, alimentos quemados, ahumados y salazones... Los productos lácteos enteros sólo deben ser para jóvenes, y a partir de los 50 años hay que decantarse por los desnatados. Pero todo es muy relativo. Con el mismo modo de vida, unos enferman y otros no.
-¿Y cuáles son los positivos?
-Buenos son el aceite de oliva virgen, las setas, las algas marinas, las semillas de lino solas o en el pan, cúrcuma, curry y jengibre, el tomate y su salsa, llamada 'salsa de la vida'; las frutas del bosque como moras, fresas y frambuesas; los cítricos con el zumo mañanero; berza, coliflor, coles de Bruselas, brécol o brócoli, la llamada 'familia anticáncer'; la infusión de té verde; el vino tinto con moderación; el chocolate negro con más del 75% de cacao; las espinacas; la granada; la soja; los pescados azules ricos en omega-3; las nueces de Brasil, por el selenio, y las de aquí, ricas en omega-3; y el zinc de las ostras; el hígado y el pan entero. Y siempre hacer ejercicio físico.
-Usted afirma que hay complementos alimenticios que pueden ser una ayuda durante o después de un cáncer.
-Sí, levadura de cerveza, selenio, zinc, magnesio, té verde, maitake, shitake, rehisi, equinácea, licopeno natural, cacao puro, uña de gato, pero siempre según circunstancias y de acuerdo con el médico.

tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: