Un sindicato de los Mossos asegura que el culpable del caso Quintana se esconde

La investigación podría reabrirse si se aportan nuevas pruebas

Joan Porta 30 de mayo de 2016

 El caso de Ester Quintana parecía haberse cerrado con la impunidad de los agentes que lanzaron una pelota de goma. Ahora son los mismos Mossos d'Esquadra los que cuestionan la decisión de la Audiencia de Barcelona de archivar el caso.

El secretario general del Sindicato de Comandos de los Mossos d'Esquadra, el inspector Jordi Dalmau, ha subrayado que en el seno del cuerpo no existen dudas de que Ester Quintana, la noche de la huelga general del 2012, recibió el impacto de un proyectil policial.

Del mismo modo, Dalmau se ha mostrado convencido de la inocencia de los agentes absueltos. En esta línea, el inspector ha advertido que el responsable de mutilar a esta ciudadana barcelonesa se está escondiendo.

El inspector Dalmau, en sus conclusiones, coincide con la cúpula del cuerpo policial y asegura que el subinspector y el escopetero que acudieron a la vista oral como imputados lo hicieron por la valentía de admitir que se encontraban en el lugar de los hechos la noche de autos. Ambos admitieron que dispararon salvas, detonaciones sin proyectil, y afrontaron un juicio en el que se enfrentaban a una pena de nueve años de cárcel.

El inspector se ha referido a una prueba pericial realizada por la Guardia Civil que demuestra que hubo más disparos de los que pudo realizar el escopetero finalmente absuelto.

El juez resolvió que no podía dictaminar la culpabilidad de este escopetero o de algún compañero porque no hay pruebas que determinen quién disparó y cuál fue el objeto que lesionó a la víctima.

El inspector Dalmau ha añadido que hasta que no aparezca una  nueva prueba que permita reabrir el caso el cuerpo de la policía catalana no puede hacer nada más por resolverlo.

Dalmau se ha mostrado contundente al afirmar que si la Justicia da por cerrado el caso se cerrará en falso.

Los abogados de la víctima están indignados por la resolución del caso después de las evidencias, que, a su entender, dejan clara la culpabilidad de la policia.

El caso de Ester Quintana podría reabrirse en cualquier momento.