Mascherano podría dejar el Barça

El central argentino no se siente valorado por la directiva

Joan Porta 25 de mayo de 2016

El central argentino del F.C.Barcelona, Javier Mascherano, podría abandonar la disciplina del club catalán y enrolarse en la Juventus de Turín con la que habría llegado a un principio de acuerdo.

Mascherano firmaría con la Vecchia Signora un contrato por tres temporadas, en el Barça tiene contrato por dos años más, y tendría un salario sustancialmente más elevado que el que ahora cobra en la entidad barcelonista.

El staff técnico está buscando dos centrales para incorporar este verano y, aunque el argentino, tiene todo el respaldo de Luis Enrique, la situación no parece ser de su agrado habida cuenta, además, de que Sergio Busquets parece inamovible en el centro del campo, la posición genuina del argentino.

El F.C.Barcelona no está dispuesto a desprenderse del astro argentino y, en ningún caso, contempla su salida. Falta conocer si está abierto a abrir negociaciones con los turineses y si, en las mismas, se puede arbitrar algún trueque de jugadores.

El Barça está interesado en jugadores emergentes de la Juventus como Dybala o Pogba, cuyo precio en el mercado futbolístico es estratosférico.

El staff técnico considera imprescindible a Mascherano y parece difícil que se entable una negociación para desligarlo del club.

Esta ha sido la sexta temporada del Jefecito en el Barça desde que llegara procedente del Liverpool en verano del 2010 para integrarse a los entrenamientos de Pep Guardiola.

En este período, Mascherano ha ganado 20 títulos formando pareja de centrales, indistintamente, con Puyol y con Piqué.

Más allá de sus excelentes prestaciones deportivas, el Jefecito ha destacado por sus declaraciones, siempre atinadas, coherentes y dando réplica a cualquier polémica que ha rodeado al equipo.

Esta personalidad es la que le ha llevado a se elegido capitán del primer equipo por decisión de sus compañeros junto a Andrés Iniesta y Leo Messi.

El futuro de Javier Mascherano está en el aire pero no será fácil su salida.