El impuesto sobre el patrimonio podría eliminarse

 Lo propone la Fundación Impuestos y competitividad

Joan Porta 23 de mayo de 2016

La Fundación Impuestos y Competitividad, que agrupa a ocho grandes bufetes de abogados que operan en España, ha reclamado eliminar el impuesto sobre el patrimonio en la línea con la propuesta que ya formalizó en 2014 el Comité de Expertos para la reforma fiscal.

Además, aboga para que ningún impuesto similar ocupe el vacío de esta figura tributaria.

En caso de mantenerlo, reclama que el tipo marginal no supere el 1,5% y subir el mínimo exento a cambio de reducir y eliminar incentivos fiscales.

Propone mantener el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones asegurando una tributación muy reducida para las transmisiones entre miembros de la familia nuclear y, en los demás casos, una tarifa con tipos proporcionales aplicables por grupos de parentesco, en todo caso, inferiores al 15%

La Fundación subraya la necesidad de armonizar ambos tributos en todas las comunidades mediante normativa estatal de obligada aplicación, manteniendo en ambos impuestos una banda de tipos impositivos que otorgue margen de acción política a las Comunidades Autónomas. Contempla, además, que de ser posible esa armonización debería extenderse al País Vasco y a Navarra.

Estima que los incentivos fiscales a favor de la empresa familiar deben mantenerse, significando su posible influencia que habrá crecimiento económico y creación de empleo.

La Fundación también pide en su estudio que se revisen las múltiples obligaciones actuales de suministrar información a las administraciones públicas sobre el patrimonio personal con el objetivo de unificar su contenido y forma de presentación evitando las duplicidades e ineficacias de la situación actual y asegurando la prevalencia de los principios de proporcionalidad y no discriminación que no siempre se respetan en el complejo ordenamiento jurídico español.

También cree necesario objetivar los métodos de valoración para evitar la inseguridad jurídica y la inequidad que supone valorar de forma distinta activos similares y así facilitar el cumplimiento y la gestión del impuesto.

El estudio se ha presentado en la sede de la patronal catalana en un acto que ha contado entre los asistentes con el titular de hacienda, Cristóbal Montoro, y con el vicepresidente económico del Govern de la Generalitat, Oriol Junqueras.