Dorsey se pierde por lesión los play offs

Pascual había previsto que sustituyera Arroyo en el tramo final de la temporada

Joan Porta 19 de mayo de 2016

 Un edema óseo ha apartado al pívot norteamericano del F.C.Barcelona, Joey Dorsey, de los play offs de la liga ACB.

La intención del entrenador blaugrana era sustituir al base puertorriqueño Carlos Arroyo cuyo rendimiento no ha sido satisfactorio desde su retorno al equipo coincidiendo con la fase final de la copa del rey en Galicia el pasado mes de febrero.

Dorsey ofrece intimidación, fuerza y energía a un equipo demasiado suave en defensa. Si bien Tomic y Doellman garantizan puntos en ataque en su labor defensiva se aprecia la falta de un pívot rocoso como el jugador de Baltimore que la temporada pasada militó en la NBA.

Pascual había programado que Ribas y Navarro se alternasen en la dirección del juego con Satoransky. El escolta de Badalona ha hecho muy buenos partidos cuando ha faltado Arroyo construyendo juego y anotando indistintamente.

El Barça jugará este fin de semana el último partido de la competición regular ante Iberostar Tenerife. En caso de ganar acabaría primero después de 34 jornadas con lo que esto representa.: afrontar con el factor cancha a favor las eliminatorias de semifinal y final.

En caso de derrota en el Palau Blaugrana y si Madrid y Valencia Básquet, como parece lógico, los barcelonistas acabarían terceros de esta fase regular.

El rendimiento del equipo ha sido muy irregular a lo largo de una temporada en la que han acabado perdiendo, de momento, 19 de los partidos disputados.

El hecho de que se incorporaran hasta siete nuevos jugadores y que algunos de estos no han rendido como se esperaba ha propiciado eliminaciones estrepitosas como la de la copa del rey en cuartos de final y la de la Euroliga, también en cuartos, con un rival claramente inferior como Lokomotive Kuban.

De cara a la temporada que viene Sarunas Jasikevicius se perfila como posible sustituto de Pascual, quién, ocho años después, podría abandonar el banquillo catalán.

Los primeros años del técnico de Gavá fueron brillantes pero ahora el equipo lleva dos años a remolque del Real Madrid que encadena uno tras otro los títulos domésticos.

La liga ACB es la última opción del Barça para salvar la temporada.