Gobernación contrata más efectivos para la prevención de incendios forestales

Se contratarán 38 nuevos efectivos como apoyo al cuerpo de agentes rurales

Joan Porta 19 de mayo de 2016

El departamento de gobernación autonómico ha dado luz verde al programa campaña de verano de prevención de incendios forestales y, en el marco de esta iniciativa, ha decidido la contratación de los recursos humanos necesarios. En total, se contratarán 38 nuevos efectivos.

Catalunya padece, históricamente, estaciones secas concentradas en los períodos de invierno y de verano por el tipo de climatología mediterránea.

El hecho de que el verano sea una estación seca y que se alcance el máximo de radiación y temperatura anuales hace que sea la principal estación en la que se propagan los incendios forestales, tal y como sucede en el resto de países mediterráneos.

Además, tanto en el otoño como en la primavera, lejos de comportarse homogéneamente, presentan una irregularidad notable, tanto en la distribución territorial de la lluvia como en la distribución temporal. Esto hace posible, año tras año, importantes rachas secas en diversas zonas del territorio que alargan el problema del tiempo y agravan la temporada de incendios de verano.

Esta distribución de la pluviometría mantiene elevado el nivel de peligro durante el verano y puntualmente durante otras épocas del año.

En el caso de este año, se está registrando una primavera más lluviosa de lo que apuntaban las predicciones de fuentes internacionales, pero se debe tener en cuenta que si a finales de mayo y primeros días de junio se presentan situaciones continuadas de anticiclón podría ser que el inicio de la campaña, que en la práctica coincide con la verbena de Sant Joan, sea en las zonas tradicionalmente de más riesgo, de peligro fuerte y, en consecuencia, donde hay que poner más atención.

El departamento de agricultura continua llevando a cabo un seguimiento estricto de todas las medidas en marcha, tratando cada año de mejorar y afinar los parámetros que han de acabar de dar sus frutos en esta materia.

El departamento ha revisado y modificado la orden que regula el riesgo de incendio en las cosechas agrícolas, con un consenso con el sector agrario y haciendo después la difusión correspondiente a través de sus oficinas y en el mismo sector.

También se han revisado las activaciones de las Agrupaciones de Defensa Forestal y mejorado las predicciones de acuerdo con los estudios que se llevan a cabo en colaboración con los centros que vigilan la posibilidad de incendios forestales.