El PP de Catalunya discrepa de la dirección nacional sobre la prohibición de las esteladas

 Considera que es un error vetarlas este domingo en la final copera del Calderón

Joan Porta 19 de mayo de 2016

 La dirección autonómica del PP de Catalunya se ha desmarcado de la decisión de la delegada del Gobierno en Madrid que ha decidido, atendiendo a la ley del deporte, prohibir las esteladas en el partido de la final de la copa del rey que este domingo han de jugar en el Vicente Calderón el F.C.Barcelona y el Sevilla.

El presidente del grupo parlamentario, Xavier García Albiol, y el jefe del grupo municipal en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, han coincidido en que, si bien las esteladas no son de su agrado y son inconstitucionales como las banderas que había en España en el período de la dictadura, no es necesaria su prohibición en el marco de un acontecimiento deportivo como es el caso de un partido de fútbol.

Para Alberto Fernández Díaz es improcedente ocultar la bandera de España en Catalunya y también lo es taparse los ojos ante la evidencia de que la estelada representa, ahora mismo, a miles de catalanes. El líder popular ha añadido que la libertad de expresión debe ser para todos los ciudadanos dentro de un marco de convivencia y lejos de la violencia.

La delegada del Gobierno en Madrid ha asegurado que se tomará una actitud proporcionada en el caso de que algunas de estas esteladas acaben entrando en el recinto deportivo.

Quiénes no estarán en ese recinto deportivo serán el president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, ni tampoco la alcaldesa de Barcelona Ada Colau.

Los máximos representantes institucionales de Catalunya y de Barcelona han expresado su descontento por esta prohibición. Puigdemont ha señalado que no se puede coartar la libertad de expresión de los ciudadanos ante una bandera que es legal y democrática.

La alcaldesa Ada Colau ha calificado de vergonzosa la directriz impuesta por la delegada del Gobierno en Madrid asegurando que es una de las actitudes con las que el Partido Popular trata de deleitar a sus seguidores y que acaba creando una confrontación innecesaria con Catalunya y con sus ciudadanos.

Las redes sociales echan humo y muchas personas que no se consideran independentistas piensan que, en caso de asistir al partido de domingo, lo harían con una estelada.