Agricultura y Desarrollo Rural impulsa el turismo sostenible con su participación en el proyecto de Alqueva

La Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura, junto con de más de 15 entidades de Extremadura y el Alentejo portugués, desarrollan un proyecto de cooperación transfronteriza en Alqueva, cuyo objetivo es potenciar el desarrollo turístico y rural de manera "armónica, controlada y respetuosa" con el medio natural.

10 de abril de 2009

MÉRIDA, 10 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural de la Junta de Extremadura, junto con de más de 15 entidades de Extremadura y el Alentejo portugués, desarrollan un proyecto de cooperación transfronteriza en Alqueva, cuyo objetivo es potenciar el desarrollo turístico y rural de manera "armónica, controlada y respetuosa" con el medio natural.

Bajo el nombre 'Proyecto Estructurante de Desarrollo de las Tierras del Gran Lago de Alqueva', nace un proyecto que tiene como finalidad dinamizar las actividades económicas existentes y emergentes en los territorios implicados respetando las condiciones ambientales y de seguridad de la masa de agua del embalse, asegurando la participación de la población local de forma "dinámica e interesada" en el desarrollo de la zona y garantizando una cooperación "eficaz" entre ambos lados de raya hispano-lusa.

Todo ello con el fin de fomentar un desarrollo "equilibrado y sostenible" teniendo en cuenta la diversidad de los recursos existentes en este territorio de frontera del Alentejo y Extremadura.

Se trata, según destacó el Gobierno extremeño en nota de prensa, de un proyecto de desarrollo turístico y rural para que el agua dulce de Alqueva sea "algo más que un motor" para la economía agrícola de la zona y origine un turismo sostenible como complemento de renta que ayude a fijar la población en el medio rural.

Así, el "éxito" del proyecto 'Tierras del gran Lago de Alqueva' será de importancia "vital" --señaló la Administración autonómica-- para la mejora y el avance económico del territorio porque "potenciará la transformación territorial, especialmente para el sector del turismo y las zonas rurales deprimidas". Y sobre todo --añadió-- porque este tipo de proyectos "intensifica" la cooperación transfronteriza como un instrumento para impulsar la "unión y concordancia" entre territorios de frontera.

AGROTURISMO

El papel de la Dirección General de Desarrollo Rural de Extremadura será el de poner en marcha labores de promoción y potenciación de los productos agroganaderos, característicos de la zona de influencia, y de la gastronomía basada en ellos, haciendo surgir un agroturismo en la zona de manera que se establezcan convenios de colaboración con explotaciones agroganaderas para que el turista pueda visitarlas.

Este tipo de turismo se apoyará en una serie de estrategias que girarán en torno a tres líneas de trabajo, para lo que dicha entidad aportará un presupuesto de 400.000 euros de los 5.993.591,36 de euros que conforman el total del proyecto.

Por un lado, se establecerán rutas gastronómicas transfronterizas bajo una imagen corporativa y una guía para las empresas que deseen adherirse. Para ello se desarrollarán tareas de identificación y catalogación de productos y alimentos característicos de la zona, creando un sello de calidad gastronómica medioambiental unificador para el espacio común entre Extremadura y Portugal.

Por otro lado, se llevará a cabo un plan de sensibilización y formación empresarial y de aprovechamiento de dichos alimentos en el sector del pequeño comercio, la restauración, o el alojamiento para que en sus establecimientos elaboren cartas que pongan en valor a los productos catalogados.

Además, se procederá al diseño y potenciación de paquetes turísticos que contengan actividades de ocio y tiempo libre, formando a la población local para prestar dicho servicio con el fin de garantizar el éxito del proyecto a medio y largo plazo.