Los derechos más violados son... los de los niños

Unicef recuerda, en el Día Mundial del niño, que los derechos de los niños son violados de forma masiva.

Y además: En el mundo hay 20 millones de menores que son explotados

20 de noviembre de 2008

Los derechos de los niños son violados de forma masiva en el mundo en numerosos aspectos, recordó hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), con ocasión del Día Mundial del Niño. Los menores son objeto de violencia, explotación, abusos, mala salud, infecciones como el sida, desplazamientos por conflictos armados, ausencia de educación y muchas otras formas de violación de sus derechos, a pesar de que la Convención de los derechos del Niño existe desde 1989. La lista de deficiencias es tan larga que bastan algunos ejemplos extraídos de datos de Unicef y de otras organizaciones internacionales.

Les toca lo peor

Unos 51 millones de nacimientos quedan sin registrar cada año en los países en desarrollo. Unos 218 millones de niños entre los 5 y los 14 años están involucrados en trabajo infantil. En los países en desarrollo, más de 60 millones de mujeres de entre 20 y 24 años fueron casadas antes de la edad de 18 años, de las cuáles 31 millones viven en el Sur de Asia. Se calcula que 1,2 millones de niños son víctimas del tráfico de menores cada año. Más de 300.000 niños soldados, algunos de sólo ocho años, son explotados en conflictos armados en más de 30 países. Más de dos millones de niños se calcula que han muerto desde 1990 como resultado directo de conflictos armados. Más de un millón de niños en todo el mundo son detenidos por fuerzas del orden.

Sin padres

Aproximadamente unos 143 millones de niños son huérfanos de uno o de ambos progenitores. Se calcula que unos 70 millones de mujeres y chicas que están vivas actualmente han sido sometidas a algún tipo de mutilación genital. Unos dos millones de niños se cree que son explotados a través de la prostitución y la pornografía. Cuarenta millones de niños menores de quince años sufren abusos o negligencias en sus cuidados que requieren atención sanitaria y social.

Para agravar la situación, la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) advirtió hoy de que el principio de la prohibición total de esta práctica se ha visto erosionado en los últimos años por relativismos de tipo político, económico y social, lo que no ha dejado al margen a los niños. "Los niños no se han librado de las graves violaciones de los derechos humanos provocadas por la llamada guerra contra el terrorismo", señaló la organización, que citó como ejemplo que, desde 2002, "muchos jóvenes menores de 18 años han sido capturados y detenidos en centros de detención de EEUU en Afganistán, Irak y Guantánamo". En el terreno económico, la búsqueda de grandes beneficios ha dejado a los niños expuestos a graves riesgos como la prostitución y la pornografía, y en cuanto al "relativismo cultural", los niños, y especialmente las niñas, son víctimas de costumbres como la mutilación genital o los crímenes de honor, recordó la OMCT.