El amor es pura química

¿Eres explorador, negociador, racional o tradicional? La predominancia de agentes químicos en el cerebro dicta cómo eres en el amor y cuáles son tus compatibilidades. Te descubrimos cómo eres.

8 de octubre de 2008

El amor es pura química

¿Por qué nos enamoramos de una persona y no de otra? ¿Tiene el amor una explicación científica? Sí. Según la antropóloga estadounidense Helen Fisher "reaccionamos ante el amor en función de agentes químicos presentes en cada cerebro". Los temperamentos biológicos conforman así, junto al carácter adquirido con la madurez, una personalidad única. "La curiosidad, la cabezonería o la agresividad son rasgos puramente biológicos", añade. Nuestro mapa del amor -o lista de características que buscamos en el otro- es entonces susceptible de análisis... en el laboratorio.

ACERCA DE LOS TIPOS DE PERSONALIDAD:

El Tradicional/ Agente químico: serotonina

Personas, por lo general, muy populares. Con gran apego hogar y a la familia. De conducta calmada y poco nerviosos. Habitualmente consistentes, leales y protectores. Es el caso de George W. Bush, Colin Powell o Sarah Palin. 

El Explorador/ Agente químico: dopamina

Conocidos por su gran energía, enorme creatividad y espontaneidad. Busca la novedad, el riesgo y el placer. Intelectualmente curiosos, no se dejan llevar fácilmente por otras opiniones. Es el caso de Barack Obama, Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. 

El Racional/ Agente químico: testosterona

Son osados, originales, directos e ingeniosos. No son conformistas. Habilidosos con temas abstractos y para la planificación a corto plazo. Por lo general son asertivos y bastante competitivos. Van al grano y son eficientes. Es el caso de John McCain, Angela Merkel y Javier Bardem. 

El Negociador/ Agente químico: estrógenos

Sobresalientes a la hora de ver las cosas desde una amplia perspectiva, planificadores a largo plazo, siempre buscan el consenso. Pensadores intuitivos, flexibles y hábiles en la conversación y en las relaciones sociales. Es el caso de Penélope Cruz, Bill Clinton y José Luis Rodríguez Zapatero. 

PRUEBA EL TEST DE PERSONALIDAD: 

Contesta a las preguntas y suma los puntos en cada sección. Tu personalidad biológica será con la que hayas logrado más puntos. www.que.es/documentos/testpersonalidad.pdf

Si eres TRADICIONAL

Eres un amigo y un compañero excelente. Por lo general eres una persona calmada y divertida, y siempre entregada y de confianza. Le caes bien a casi todo el mundo. Tienes una vena tradicional. Tu hogar, la familia, tu trabajo y tu círculo de amistades son muy importantes para ti.

Te gusta estar muy implicado en tus grupos sociales y te sientes profundamente responsable por cada una de las personas que te rodean. Llegas a ser enormemente protector con aquellos a los que quieres. Eres habilidoso para dirigir a la gente. Eres comprensivo y cooperativo; eres un trabajador duro y siempre te guías por el sentido común.

También eres una persona muy paciente, razón por la cual puedes realizar tareas laboriosas con más facilidad que la mayoría de la gente. Disfrutas construyendo relaciones sociales. Y eres habilidoso encontrando soluciones a problemas difíciles que hacen que todos los implicados se sientan satisfechos. Tiendes a ser cauto pero no miedoso. Tienes un sentimiento social muy auténtico, por lo que buscas proyectos que te permitan contribuir a crear un mundo más estable.

Si eres EXPLORADOR

Eres una persona muy espontánea a la que siempre le gusta probar cosas nuevas. No te molesta enfrentarte a situaciones novedosas o impredecibles, al contrario, tú las encuentras excitantes y te las planteas como un reto.

Tienes las ideas claras y eres una persona ingeniosa, capaz de realizar muchos proyectos al mismo tiempo; como resultado a veces eres un torbellino de actividad. Tienes los pies en el suelo y disfrutas viviendo el presente. Pero tienes una gran imaginación que te permite despegar en el tiempo y espacio para ser extraordinariamente creativo. Eres una persona graciosa. Eres capaz de reírte de ti mismo, y te gusta divertir a los demás.

Tienes un profundo sentido de la compasión. Muestras un auténtico interés por las necesidades de los demás; eres bueno escuchando y conversando; y expresas un verdadero deseo de ayudar y ser útil. Eres una persona con la que es fácil llevarse bien. Tu tolerancia hacia los demás y sus creencias, tu falta de prejuicios, tu posibilidad de comprometerte te hacen popular entre otras personas y una gran compañía. 

Si eres RACIONAL

Eres una persona valiente que busca los retos. Eres un pensador directo, independiente y atrevido al que le gusta explorar a fondo ideas o problemas. Te centras con facilidad. Y eres persistente, sistemático y competente a la hora de perseguir tus intereses y metas.

También eres asertivo; y disfrutas las oportunidades que te brinda tu duro trabajo. Tienes mucha energía. Piensas con rapidez, tomas decisiones más fácilmente que la mayoría, no te gustan las reglas innecesarias, y tomas una visión racional de la gente, de los problemas y de las ideas. No sueles disfrutar de las conversaciones banales.

No te suele interesar el complacer a personas aburridas y te gusta rodearte de hombres y mujeres que son intelectualmente interesantes y que van directamente al grano durante las conversaciones. No eres convencional en la mayoría de tus actitudes y valores. Tiendes a ser irreverente y pragmático, y te gusta la gente espontánea. Puedes ser un amigo y compañero excitante pero severo.

Si eres NEGOCIADOR

Tienes una gran visión de la realidad. Puedes ver muchos ángulos del mismo tema y disfrutas discutiendo múltiples soluciones a los problemas complejos. Te gusta utilizar tu imaginación y te enganchas a las teorías creativas.

Tienes habilidades sociales, y captas fácilmente los gestos, las expresiones faciales y los patrones de conversación de los demás. Eres intuitivo, comprendes bien a la gente, y tienes una naturaleza amable que te hace flexible, adaptable y simpático.

A pesar de tu encanto y saber estar en situaciones sociales, con frecuencia disfrutas de la soledad o de conversaciones intensas con solamente una persona o un par de amigos cercanos.

Eres bueno haciendo y pensando muchas cosas al mismo tiempo. Pero cuando puedes enfocarte en un tema, idea o problema, te gusta concentrarte profundamente, sin dejar ninguna carta sin destapar. Y con tu perspicacia, encanto y tu inclinación intelectual, eres una compañía cálida e interesante.