El paro de retorno para inmigrantes, a partir de octubre

A partir de "octubre o noviembre" podrán solicitar el desempleo antes de regresar a sus países de origen. Empezarán a cobrar en noviembre.

19 de septiembre de 2008

Los inmigrantes extra-comunitarios que deseen cobrar la prestación de desempleo para regresar a su país de origen deberán esperar hasta finales de octubre o noviembre para hacerlo y, en ningún caso, perderán sus derechos acumulados con anterioridad en España.

El futuro decreto ley, según ha anunciado hoy el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, "no nace con voluntad de coyuntura sino de permanencia", y, en consecuencia, se pretende que sea un instrumento más en la gestión de los flujos migratorios.

Se cobra aquí y allí

El plan permitirá a los inmigrantes cobrar la prestación en dos plazos: el 40% en España, una vez reconocido el derecho, y el 60% restante en el país de origen, transcurridos 30 días naturales desde el primer pago.

El número de extranjeros que podría acogerse al plan de Incentivo al Retorno Voluntario aprobado hoy por en el Consejo de Ministros ronda los 87.000. Son los ciudadanos que cumplen todos los requisitos que impone el Decreto Ley de Retorno Voluntario: tienen residencia legal, han nacido en países no pertenecientes a la Unión Europea, han perdido su trabajo, tienen derecho a cobrar una prestación y el país al que van a retornar tiene convenio de Seguridad Social con España.

Desde el gobierno se estima que, de media, estas personas acumulan entre seis y 18 meses de subsidio por desempleo. Los interesados podrán empezar a informarse mañana, cuando entrará en vigor el Decreto Ley, a través de los servicios online del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Los pagos comenzarán a realizarse en el mes de noviembre, cuando estará desarrollada la norma tras ser informada por los agentes sociales y el Consejo de Estado, según informó hoy el Ministerio