Alberto Mendoza: " La reversión de la cv-500 no puede esperar más"

La asociación de Vecinos del Perellonet presentó un recurso contencioso administrativo por la remodelación impuesta que ha sido admitido a trámite

Prensa PP/JP 8 de febrero de 2017


El concejal del Grupo Popular, Alberto Mendoza, ha manifestado hoy que el alcalde Ribó "sigue sin atender las peticiones de los vecinos y los usuarios de la CV-500 para que se regule la circulación de esta vía con semáforos, se eliminen los badenes y se deje la calzada como estaba antes de la intervención de la Generalitat."

Mendoza ha informado que ante el rechazo de Ribó a escuchar a los afectados por la remodelación de la CV-500, "la asociación de vecinos de El Perellonet se vio obligada a presentar un recurso contencioso administrativo contra la Conselleria de Obras Públicas que ha sido aceptado a trámite."

"Ribó es corresponsable, junto con la conselleria, de la falta de seguridad vial y de las pérdidas económicas que se están produciendo," ha apuntado, y ha advertido que aunque en un principio el acalde intentó eludir su responsabilidad, "sin su consentimiento no se habría realizado la intervención que han hecho en la CV-500."

Ha reiterado de nuevo la necesidad "urgente" de que el Ayuntamiento y la Conselleria de Obras Públicas eliminen los badenes - cojines berlineses - y ha lamentado que el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, "mintiera a los vecinos, con los que se comprometió a que después de Navidad estaría instalada los semáforos y se quitarían los resaltos del asfalto."

Además, Mendoza ha denunciado que "los ciclistas se ven obligados a circular por la calzada de vehículos, con el riesgo que conlleva, por el mal estado en que se encuentra el carril bici, que se incluyó en la remodelación, y que está lleno tierra y restos de vegetación de los campos de cultivo colindantes."

La oposición a los cambios impuestos en la CV-500 "es unánime," como quedó demostrado en el pasado Pleno celebrado la semana pasada. Sin embargo, ha proseguido, "Ribó sigue haciendo oídos sordos a todas las reclamaciones que le llegan de los agricultores, hosteleros y vecinos, y sólo escucha a sus concejales Campillo y Grezzi, que ya han dicho públicamente que, dentro de 10 años, la remodelación hecha por la conselleria se vería como necesaria."

La realidad actual de esta vía de circulación, ha indicado el concejal popular, "es que más allá de los vaticinios futuros de los concejales del tripartito, los cambios impuestos en la remodelación, con el beneplácito de Ribó, han ralentizado el transporte público de la EMT, provocan que los vecinos, conductores y ciclistas asuman riesgos innecesarios, y perjudican económicamente a los agricultores y a los hosteleros."

Por todo ello, Alberto Mendoza ha vuelto a reiterar el apoyo del Grupo Popular a las reivindicaciones de los vecinos y ha anunciado que va a seguir demandando al acalde que "corrija el error que ha cometido al haber permitido que la conselleria remodelara la CV-500 de manera unilateral sin tener en cuenta las necesidades de los usuarios de esta vía de circulación."