Los nervios de Oltra

Sorprende que le sorprenda a la Vicepresidenta la reacción del pueblo valenciano apoyando la propuesta democrática de los populares, teniendo en cuenta la gestión más que reprobable de algunos de sus consellers

Jose Luis Pichardo 30 de junio de 2016

Los nervios de Oltra
Mónica Oltra


28.06.16   Más que arremeter contra el electorado del PP, cuyo derecho le faculta como cualquier otro tipo de militante o simpatizante para votar al partido que le de la gana, Mónica Oltra debería reflexionar sobre qué está haciendo mal, y especialmente su coalición Compromís, al frente del Consell.

Sorprende que le sorprenda a la Vicepresidenta la reacción del pueblo valenciano apoyando la propuesta democrática de los populares, teniendo en cuenta la gestión más que reprobable de algunos de sus consellers.

Y es que Oltra obvia que a pesar de tantos procesos judiciales abiertos en el seno del PP, son los jueces los que tienen la última palabra para inculpar a los dirigentes que realmente hayan delinquido, porque así lo contempla el Estado de Derecho. Por tanto, hablamos de una cuestión que no corresponde a los partidos políticos y más a cargos muy representativos del Consell como una Vicepta, si no a la Justicia.

Y si no a los hechos nos remitimos para recordarle a la lideresa Oltra que no se puede esconder una cierta reprobación al acto de desagravio a la imagen de la Mare de Deu dels Desamparats, a una identidad más cercana al catalanismo que al valencianismo, o que no se puede vivir en el limbo de la Conselleria de Economia poniendo en jaque los horarios comerciales, y por tanto, haciendo peligrar miles de puestos de trabajo.

Y para rematar la faena, su Conseller estrella Marzá, se dedica a generar problemas en la educación concertada, cuando ese modelo jamás ha tenido problemas de convivencia con el público.

Por tanto, si la lider de Compromís hace ejercicio de autocrítica, aceptando las reglas del juego democrático cuando las urnas no te respaldan y tal vez suavice ciertas posturas radicales, es posible que la legislatura se cumpla con un clima más sostenible que beneficie a la propia Oltra y especialmente al pueblo valenciano.