Los animales de Bioparc celebraron la Navidad con la llegada de Papa Noel.

El pasado 23 de diciembre, hienas, leones, suricatas, leopardos, elefantes, chimpancés y gorilas han descubierto en sus hábitats las sorpresas que Papá Noel les ha traído.

Prensa/bioparc.R.C. 28 de diciembre de 2016

El pasado 23 de diciembre, los recintos de BIOPARC Valencia de hienas, leones, suricatas, leopardos, elefantes, chimpancés y gorilas amanecieron decorados y con "cajas sorpresa" llenos de regalos y delicatessen específicas para cada especie animal. El equipo de cuidadores del parque fue el encargado de que las familias de animales comenzaran la Navidad como lo harán muchas familias humanas que han podido presenciar a Papá Noel dejando los regalos en los diferentes rincones del parque.
Este año de Baby boom las crías han vivido algo "nunca visto" por ellas, un enriquecimiento ambiental diferente que sorprendió a la bebé gorila Virunga, la cría de hiena Niru o el cachorro de leopardo Ekon. Los animales adultos también ofrecieron imágenes espectaculares, como el león Teimoso que de un salto"cazó" una caja llena de carne colocada en lo alto de un árbol o la manada de elefantes que se dio un festín con todas las delicias que encontraron  junto a los enormes baobabs.
De este modo, dió inicio la Navidad comprometida y solidaria de BIOPARC Valencia además también se inaguró el Poblado de las Jaimas al que se acercaron  muchas familias para conocer una experiencia distinta. En un entorno original y mágico se ofrece, hasta el 5 de enero, un programa de actividades de ocio gratuitas con contenido lúdico-formativo con juegos y talleres que ayudan a los más pequeños a darse cuenta de la importancia de sus comportamientos para la preservación del planeta.
Los más pequeños se quedaron asombrados al ver "en persona" al Emisario Real y han aprovechado para entregarle sus cartas para los Reyes Magos.
La Fundación BIOPARC está presente con un espacio donde se da a conocer la importancia del compromiso con el bienestar de los animales próximos y lejanos. Y en el Rincón solidario entidades sin ánimo de lucro como el Instituto Jane Goodall, Aldeas Infantiles, Cáritas, ACNUR, Arcadys, PayaSOSpital, Idogs, Motores Sin Fronteras, Fundación Pequeño Deseo, Fundación Vicente Ferrer y Manos Unidas, realizan cada día una actividad distinta.
También se pueden entregar juguetes nuevos o en buenas condiciones para otros niños en un espacio habilitado para la recogida solidaria que con el lema "Todos los niños merecen jugar", se ha organizado a favor de la Fundación ANAR y en colaboración con El Corte Inglés. Se trata de una bonita forma de estimular y despertar el espíritu de "compartir con otros".
Todos los niños y niñas recibían al entrar al poblado su pasaporte B! donde se iban sellando los juegos y talleres realizados y, al salir, muchos de ellos ya lo han canjeado por un pase B! anual infantil (abonando únicamente 1€ para la Fundación BIOPARC y 3,5€ de gastos de emisión) por lo que se llevaban su primer regalo de la Navidad, con el que disfrutarán todo un año de la naturaleza salvaje.