Ribó requiere al IATA que sea colaborador y aliado para maximizar el éxito de la ciudad

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, participó en el acto de clausura del 50 Aniversario de la constitución del IATA (Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos) dependiente del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas), que "ha sido una referencia de la actividad científica e investigadora llevada a cabo en la ciudad", según sus palabras. Ribó reiteró a IATA su petición de apoyo para maximizar los éxitos de Valencia como Capital Mundial de la Alimentación.

Prensa/Ayunt.R.C. 1 de marzo de 2017

Uno de los méritos del IATA, explicó Joan Ribó, es liderar la creación de "tecnología y conocimiento que se pueda transferir a la sociedad para ser empleados en la actividad económica vinculada al sector agroalimentario que es uno de los sectores más importantes y de mayor potencial exportador en nuestro territorio y que en el Ayuntamiento valoramos y tenemos muy en cuenta".

Cabe recordar que los productos agrícolas valencianos han tenido gran protagonismo en la investigación aplicada y desarrollada por la IATA gracias a su ubicación en nuestra ciudad. Este instituto fundado en 1966, está ligado al científico Eduardo Primo Yúfera, reconocido con el premio Jaume I y con la Distinción al Mérito Cultural de la Generalitat.

El alcalde de Valencia resaltó "la importancia y el protagonismo que la ciudad ha tenido durante el último medio siglo en el campo del agroquímica y la tecnología de los alimentos como consecuencia de ser suyo un centro de investigación de referencia nacional e internacional, y también celebrar los éxitos que han permitido la transferencia de resultados a un sector industrial agroalimentario muy potente y dinámico". Así mismo, han conseguido "desarrollar una investigación de excelencia porque nos alimentamos mejor, con productos de mayor calidad y producidos de forma sostenible, es un reto que en Valencia se redobla en un año en que hemos sido elegidos por la FAO para ser la Capital Mundial de la Alimentación".

APOYO A LA CAPITALIDAD MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN: El alcalde reivindicó que el nombramiento como Capital Mundial de la Alimentación debe revertir en la ciudad como una "fuente de oportunidades, de protagonismo internacional, desafíos y metas como el trabajo riguroso sobre el derecho de todo ser humano a una alimentación sana".

Joan Ribó requirió la colaboración del IATA "como aliados y colaboradores expertos, para saldar con el mayor éxito la capitalidad que nos ofrece la posibilidad de buscar soluciones para un problema global desde el ámbito local". El alclade se ofreció a "trabajar conjuntamente para conseguir una mejor alimentación que llegue a todos, para impulsar hábitos saludables y para conseguir la soberanía alimentaria en términos de seguridad y sostenibilidad". Añadió que "somos ambiciosos y aportaremos nuevos criterios, enfoques y propuestas para llevar adelante un cambio en las tendencias de producción y comercialización de alimentos".

Un aspecto a destacar por parte del alcalde fue que para lograr estas metas "el aspecto científico, la labor investigadora y el conocimiento experto es absolutamente imprescindible, en un mundo donde muchas y muchos no tienen alimentos y otros se alimentan de forma inadecuada".
El alcalde Joan Ribó reconoció el esfuerzo realizado por el IATA, que "ha sabido adaptarse a las necesidades de los tiempos, evolucionar para atender desde el campo del agroquímica y la tecnología de los alimentos las necesidades de la sociedad y de la industria agroalimentaria".

Ribó terminó felicitando al IATA por su 50 aniversario y agradeció el servicio que durante este tiempo han prestado a toda la sociedad y por supuesto al sector agroalimentario.