Inaguración de la 35 edición de CEVISAMA en el recinto ferial valenciano.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha participado el pasado lunes, junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, en la inauguración de la 35 edición de CEVISAMA, uno de los principales certámenes internacionales que a lo largo del año acoge el recinto ferial valenciano, en el que este año participan 721 empresas expositoras procedentes de 38 países, que ocuparán 110.000 metros cuadrados en 8 pabellones diferentes. Ribó ha resaltado la importancia de este certamen y la innovación, creatividad y apertura al mundo, de los sectores empresariales participantes.

Prensa/Ayunt.R.C. 22 de febrero de 2017

"CEVISAMA es un certamen con un papel fundamental para reforzar el tercer sector exportador de esta Comunidad, de una industria que ha tenido un crecimiento ejemplar, que ha sabido conjugar la investigación, el diseño y la capacidad de abrir mercados", manifestó Joan Ribó tras concluir el acto inaugural de esta Feria a cuyo crecimiento en la actual edición se ha referido "con datos objetivos que lo demuestran, como el del aumento en un 18% de la superficie de exposición y también el del número de asistentes. Creo que es una gran noticia que Fira València sea un gran escaparate de esta industria de nuestro país"

Anteriormente, en su intervención en el acto inaugural de una edición de CEVISAMA, que concluirá el próximo día 24 y que arranca con muy buenas perspectivas, el alcalde de València afirmó que "La industria del azulejo es un modelo para el resto del empresariado y la sociedad de nuestro país, porque muestra como ninguna el espíritu emprendedor que nos caracteriza a los valencianos y las valencianas: la innovación, la creatividad, la apertura al mundo sin complejos, el trabajo estable y de calidad o la protección del medio ambiente. Esas son las señas de identidad de los valencianos y las valencianas y por las que se nos tiene que conocer en el resto de España y del mundo",

"Es un gran día para València en el que los hoteles de la ciudad y de su entorno están llenos y era difícil encontrar un taxi libre en Valencia mientras el Aeropuerto de Manises y la Estación del AVE estaban recibiendo a todos los expositores y visitantes", señaló el alcalde de la ciudad en la inauguración de CEVISAMA, donde 511 de las empresas participantes son españolas y entre las 210 restantes las hay de Sudáfrica, Brasil, China, Irán, Japón, Malasia, Sudáfrica, Vietnam, India o Alemania...

El alcalde, estuvo acompañado por la concejala de Desarrollo Económico Sostenible, Sandra Gómez, se ha referido a la coincidencia de esta 35 edición de CEVISAMA con el año en el que la Institución Ferial Valenciana, cuyo patronato preside Joan Ribó, cumple un siglo al servicio de los sectores productivos valencianos. "La Feria ha sido durando estos 100 años de historia el mejor escaparate de los productos que producimos a nuestra Comunidad, pero al mismo tiempo su actividad repercute en toda la ciudad y comarcas de alrededor. Miles de operarios montarán y desmontarán los 721 stands durante esta semana, y empresas de carpintería, de publicidad, de transporte, de relaciones públicas, hoteles, restaurantes, taxis se verán afectados positivamente por este acontecimiento".

Se refirió Joan Ribó al trabajo que conjuntamente están realizando el Ayuntamiento de València, la Generalitat Valenciana y Fira València para que "esta institución pueda lograr objetivos más ambiciosos, siempre desde la máxima transparencia, el buen gobierno y la seguridad jurídica. Os imagináis lo que supondría que este recinto se llenara como hoy muchas más semanas durante todo el año. Sin duda esa es nuestra meta".

Esta edición de la Feria internacional de cerámica para arquitectura equipamiento de baño y cocina, piedra natural, materias primas y esmaltes, entre otros sectores, está previsto que sea la mejor de los últimos nueve años. Se espera la visita de 78.000 expositores profesionales de más de un centenar de países, cuya presencia en nuestra ciudad va a tener un importante impacto económico directo.

A preguntas de los periodistas, Ribó señaló que el pasado de Fira València "pasado es, y hay instituciones para analizarlo, estudiarlo y juzgarlo, pero en estos momentos nosotros pensamos en clave de presente y de futuro. Estamos pensando y diseñando un futuro y -con datos objetivos- estamos teniendo un buen resultado porque hay un crecimiento objetivo de Fira València que indica un crecimiento de toda la economía valenciana". De esta manera, Joan Ribó defendió la correcta gestión actual "frente a modelos del pasado".