Reunión sobre la inspección y evitación de riesgos fitosanitarios en la importación de agríos sudafricanos.

LA UNIÓ se reúne con la Autoridad Portuaria de Castellón y comprueba que está perfectamente capacitado para canalizar y realizar las inspecciones europeas de los cítricos foráneos y evitar así riesgos fitosanitarios.LA UNIÓ denuncia que la facturación de las importaciones de cítricos de terceros países a la Unión Europea vuelve a crecer un 21% durante el último año.

Prensa/Unio.R.C. 26 de octubre de 2016

.- LA UNIÓ de Llauradors denuncia que los últimos datos facilitados por la Comisión Europea revelan un fuerte crecimiento del valor económico de las importaciones de cítricos de terceros países hacia la Unión Europea y de un año a otro la facturación ha subido cerca de un 21%. Las cifras dadas a conocer por las autoridades comunitarias demuestran que mientras las importaciones foráneas de cítricos de septiembre de 2014 a agosto de 2015 representaron un volumen de negocio de 1.668 millones de euros, de septiembre de 2015 a agosto de 2016 alcanzaron una cifra de 2.035 millones de euros.
Dentro de esos datos también se puede comprobar que las importaciones de productos agroalimentarios procedentes de Sudáfrica aumentaron durante ese mismo periodo un 3,8%, tras pasar de 2.396 millones de euros a 2.487 millones, en buena parte por el incremento de los cítricos. Sudáfrica exporta a la Unión Europea una cifra que varía según las campañas, pero que va de entre 430.000 a 650.000 toneladas. Cabe recordar que ese país acaba de firmar un acuerdo comercial muy ventajoso para sus intereses con la UE por el cual amplía su periodo de importación hasta el 30 de noviembre con una progresiva disminución anual de los precios de entrada hasta su total desaparición en 2025.
Precisamente como telón de fondo de las importaciones de agrios sudafricanas una representación de LA UNIÓ, encabezada por su secretario general Ramón Mampel y su responsable de cítricos, Carles Peris se han reunido con el presidente y director de Port Castelló, Francisco Toledo y Roberto Arzo, respectivamente.
En el transcurso de la reunión, y posterior visita a las instalaciones, se ha podido comprobar como el puerto de Castelló está perfectamente capacitado para canalizar las importaciones de cítricos de terceros países y vigilar fitosanitariamente de forma adecuada las mismas para evitar riesgos. De hecho es el puerto español a través del cual se realizan la mayor parte de las exportaciones de cítricos a Estados Unidos, sobre el 80% de las mismas.
Una de las principales críticas al acuerdo comercial entre la UE y Sudáfrica es en este sentido la de los riesgos fitosanitarios que puede originar, pues está presente allí la temida plaga de la "mancha negra" de los cítricos causada por un hongo que la convierte en la principal enfermedad fúngica de los agrios a nivel mundial. Durante 2015 se detectaron en la Unión Europea 45 envíos de cítricos procedentes de Sudáfrica con presencia de agentes nocivos. Sudáfrica rehúye que sus envíos a la Unión Europea entren por puertos españoles, como es el caso de Castellón o Valencia, y busca otros europeos donde los controles sean mucho más laxos y la presión inspectora menor.
En este sentido LA UNIÓ ha planteado cambios en el acuerdo con Sudáfrica para salvaguardar el cultivo en el ámbito de la Unión Europea y entre ellosdestaca que haya uno o dos puertos de entrada (Castellón y Valencia) para los cítricos sudafricanos que llegan a Europa por su proximidad a los puntos de reexportación a los mercados comunitarios.También demanda el establecimiento de cupos de importación "regresivos" en los cuales las mayores cantidades de importación se establezcan los meses de junio a septiembre y a partir de octubre vayan descendiendo progresivamente los volúmenes de cítricos importados a niveles que no perturben el mercado comunitario cuando entren en comercialización las variedades europeas.