La fachada del Ayuntamiento lucirá el jueves un lazo rojo en commemoración del Día Mundial contra el VIH -SIDA

La Concejalía de Sanidad ha reiterado el apoyo municipal a la labor de las entidades de lucha contra el VIH-SIDA.

La concejala de Sanidad, Salud y Deportes, Maite Girau, ha manifestado el respaldo del Ayuntamiento a los actos organizados por las entidades de lucha contra el VIH-SIDA en nuestra ciudad, con motivo del Día Mundial que se conmemora mañana, día 1 de noviembre. Hace un año que el Ayuntamiento de Valencia suscribió su adhesión a la Declaración de París contra el VIH-SIDA.

Prensa/ayunt.R.C. 30 de noviembre de 2016

La delegada ha reconocido la labor que desarrollala Coordinadora de Asociaciones de Lucha contra el Sida de la Comunidad Valenciana (CALCSICOVA) por los derechos y mejora de la calidad de vida de las personas afectadas por VIH-SIDA.

La concejala ha recordado el mensaje que el Ayuntamiento transmitió "sin miedos y con convicción" en el momento de rubricar, hace un año, la Declaración de París: "En primer lugar, animar a toda la ciudadanía a continuar con la prevención y disfrutar de una vida saludable. Y en segundo lugar, dar todo nuestro apoyo a aquellas personas seropositivas; nuestros vecinos y vecinas, nuestros familiares o las amistades, poco importa su condición serológica, porque el aprecio es el mismo con o sin virus".

En nuestra sociedad, el sida ha pasado a convertirse en una enfermedad crónica y, afortunadamente, hay tratamientos que palian los efectos del virus. "Esto es una buena noticia, pero con matices", ha explicado Girau, "puesto que se observa una relajación en las prácticas de riesgo al perderse la percepción de estar ante una enfermedad letal, como en los años 80-90, y nos olvidamos del coste personal y social que acarrea una enfermedad crónica como es el sida". Por lo tanto, la prevención sigue siendo la principal herramienta para luchar contra la transmisión, una tarea en la que se tienen que implicar necesariamente las administraciones.

La concejala recuerda que, en la reciente campaña que se ha realizado de la Semana Europea de la Prueba del VIH, la información ha sido considerada fundamental para la prevención y, junto con las "pruebas rápidas", suponían la mejor garantía en la lucha contra la trasmisión del virus.

El diagnóstico precoz es vital para la salud individual de las personas, pero también es un compromiso social: iniciar el tratamiento cuanto antes facilita que la carga viral se vuelva indetectable y, consecuentemente, desaparezcan las posibilidades de transmisión del virus. Nunca había sido tan rápido salir de dudas, ni bloquear la transmisión del VIH. El primer paso cuesta tan poco como invertir media hora en conseguir unos resultados fiables. La prueba es confidencial, anónima y gratuita.

LA NO DISCRIMINACIÓN DE LAS PERSONAS ENFERMAS O PORTADORAS.

Según ha afirmado Maite Girau, el Día Mundial es un día para revindicar "la no discriminación de las personas portadoras del VIH o enfermas de sida", una discriminación "totalmente injustificada, ya que para evitar la infección por el VIH no debemos prevenirnos de las personas sino de nuestras propias conductas", ha matizado.

Por último, Girau, ha señalado la importancia de convocatorias como este día mundial, por su "capacidad informativa, de sensibilización y porque ayudan a visibilizar la enfermedad en momentos donde el peor enemigo para su control es la relajación de las medidas preventivas".

"No obstante", ha concluido, "es esperanzador observar la cantidad de avances que se han producido en investigación y en los tratamientos, que procuran una esperanza y calidad de vida de las personas afectadas impensable hace unas décadas".